Reto: mi beta digital

Reto: mi beta digital

¿Has querido lanzar algo, pero te preocupa que funcione y valga la pena tu tiempo, dinero y esfuerzo? El reto de «mi beta digital» de este mes te ayudará a iniciar un negocio propio que puedas probar y mejorar antes de aventarte al ruedo.

¿Cómo? Pues justo el objetivo es que hagas una beta digital en cinco meses —por aquello de que quizás tengas chamba u otro negocio de tiempo completo— y tengas más posibilidades de que tu producto o servicio funcione; en lugar de que empieces a vender algo y a ver si pega o lo retrases añoooos. ¿Te animas?

A lo mejor te preguntarás: ¿qué es una beta? Significa lanzar un prototipo o versión más básica para hacer una prueba de un producto o servicio a un número limitado de usuarios para aprender qué necesitas mejorar y construir desde esa información.

En este reto la idea es que, lo que hagas, tenga un componente digital. Algunas ideas que te pueden funcionar es: vender algo por comercio electrónico, o si eres más techie, una app o hasta plataforma.

Primero que nada vas a necesitar un mentor o mentora

Para hacerlo interesante, pídele a un amigo o familiar que ya tenga un negocio que se vuelva tu mentor o mentora en este proceso. Deberás entregarle tu planeación; revisar un calendario de metas o hitos; básicamente, sentarte a platicar con esa persona sobre tu progreso cada mes.

Seguro te servirán sus consejos, pero, sobre todo, será quien te supervise de que estás avanzando.

Escoge a alguien que sepas que te va a andar correteando. Ahora sí, es momento de ver qué debes hacer cada mes para cumplir el reto.

Estas son las actividades que vas a ir cumpliendo mes con mes y, al final, debes tener las 5 cumplidas para que puedas afirmar que has superado el reto de «mi beta digital»:

Primer mes: Investigación y planeación de la beta digital

Explora las ideas de negocio que tienes, ¿ya que hayas elegido la que te interesa desarrollar? Toma algunas semanas para platicársela a varias personas; pregunta qué problemas tienen en ese tema y en qué les gustaría que tu servicio o producto les ayude.

Esto es importante para que la beta digital funcione: los mejores negocios son los que cubren una necesidad que ya detectaste en tu vida o la de tus conocidos.

Recuerda que un negocio de verdad es algo que va a llevar mucho tiempo desarrollar, por eso es mejor buscar algo que te apasione o te interese genuinamente y creas que vas a hacer por un buen rato, para que realmente puedas innovar. No te vayas por las tendencias de moda solamente.

Durante la segunda quincena del mes revisa las entrevistas. Con eso puedes hacer una lista de lo más relevante o repetido. Ya con eso, ve qué puedes resolver para meterlo en tu beta digital.

Segundo mes: Haz una prueba mínima viable

Es momento de crear la primera versión de tu producto o servicio, ya sea un sitio web o una tienda en línea que ofrezca un servicio especializado. Esta debe ser la mínima versión que puedas ejecutar. Si requieres una página o landing empieza por hacer un boceto en PDF.

Deberás sentarte a sumar tus ideas y regresar a revisar las de tus primeras entrevistas. No tiene que ser perfecto, sino que tengas algo para mostrarle a tus clientes potenciales y posibles socios.

Tercer mes: Resuelve los primeros pasos

Para construir tu prueba mínima viable es muy probable que necesites ayuda. Seguramente hay cosas para las que eres superbueno, pero también hay cosas que tal vez no sepas hacer: subir tus productos o servicios a una plataforma de comercio electrónico o de profesionales; incluso programar un sitio web o una aplicación.

Piensa en un esquema que les atraiga a ambos. Por ejemplo, si tu beta digital necesita de un programador, puedes sumarlo como socio y crear la estructura inicial juntos.

Cuarto mes: Prueba tu beta digital y pivotea

Selecciona a amigos y familia cercanos que tengan el perfil de tu cliente potencial y te puedan ayudar a probar tu beta digital. La idea es que te digan qué le hace falta, qué les gusta y qué le quitarían.

Puedes ofrecer que prueben de forma gratuita o a un precio reducido lo que vas a ofrecer y así no sólo pruebes la efectividad de tu desarrollo, sino que veas que tan funcional es para tus posibles clientes.

Diseña una encuesta para que tus usuarios beta te den retroalimentación de cómo funciona tu servicio y en qué puedes mejorar. Haz las modificaciones necesarias a tu prueba mínima viable para salir al mercado con una mejor versión.

Quinto mes: ¡Empieza a vender!

Es momento de salir al mercado. No olvides que las redes sociales son un gran escaparate, ya que puedes llegar a todos sus usuarios si sabes cómo implementar una estrategia de posicionamiento pagada.

También apóyate en tus primeros entrevistados y pídeles que te recomienden. Una vez que tengas tus primeras ventas, ¡contacta a tus clientes! Sigue revisando y mejorando lo que ofreces.

Si lograste hacer tu beta digital en 5 meses y fuiste constante con tu mentor, ¡reto superado! Te esperamos en nuestras redes sociales para que compartas tus avances mes con mes y ver cómo lo logras.

4 comentarios en “Reto: mi beta digital”

  1. Hola, para el reto de la beta digital , se vale lo de vender ropa de segunda en línea?? , sinceramente no sé ni por donde iniciar. Agradezco sus sugerencias y comentarios. Saludoinks

    1. ¡Hola, Elizabeth! Claro que puedes iniciar con ese. O, si descargaste los recursos de la Agenda de Retos 2022, ahí también encontrarás otras opciones de ingresos extras. Puedes tomar la que más te guste.

  2. Holiiiis retadores! A principios de año y después de enfermarme de covid me di cuenta que debía aumentar mis ingresos para comenzar a ahorrar y tener un «guardadito» para momentos como el que acababa de pasar, entonces decidí vender bolsos y bisutería, inicié vendiendo en la oficina donde trabajo y fue muy sorprendente ver que si se vendían, sin embargo los bolsos no son artículos de primera necesidad o que las personas compren continuamente, por lo que ha llegado el momento de escalar el negocio, tomaré este reto con la finalidad de ampliar mi negocio a la ciudad en donde vivo actualmente (Torreón, Coahuila), y posteriormente, hacer envíos a todo México! Saludos a todos y un fuerte abrazo!

    1. ¡Muy bien, Enedina!
      ¡Esa es la actitud! Ve qué pasos necesitas tomar para que tus ingresos extras sean más constantes y también que a la larga no dependan tanto de tu tiempo. Un buen negocio es el que te da una ganancia constante y al que puedes dedicarle menos tiempo que lo que haces actualmente. La idea es que crezcas y que incluso lo que pensabas que era tu ingreso extra, se pueda convertir en tu ingreso principal.
      ¡Échale muchas ganas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *