Nota-plan-funerario

¿Plan funerario o el funeral, cuál te conviene pagar?

No hay nada seguro salvo la muerte y los impuestos, dice una proverbio. Lo curioso es que ya todos sabemos eso, pero solo el 4% de los mexicanos tiene un plan funerario para cuando eso pase… ¡y el otro 96% no tiene dónde caerse muerto! Por eso, este Día de Muertos te vamos decir qué te conviene más: pagar el funeral completo o sacar un plan para ese momento que no sabes cuándo sucederá.

A los mexicanos nos encanta burlarnos de la muerte, pero cuando las cosas se ponen serias, preferimos cambiar el tema. Sin embargo, planear desde ahora puede ahorrarte dinero y dolores de cabeza, ¿te gustaría descubrirlo?

En este blog del Pequeño Cerdo Capitalista hemos hablado sobre alternativas para cuidar a tu «yo del futuro», desde seguros para accidentes y gastos médicos mayores hasta planes personales para el retiro. Por eso, en esta ocasión, ponemos la pregunta sobre la mesa: ¿qué es mejor, pagar el funeral o escoger el plan funerario?

Historias de terror para «no morirse»

Les preguntamos a varias personas sus experiencias recientes con la muerte, pues la mayoría de las veces nos agarra de imprevisto.

Por ejemplo, a María se le murió la suegra de repente y toda la familia estaba desprevenida. Tuvieron que buscar de último momento dónde podían recibir el cuerpo y llevar a cabo el servicio funerario.

Además del dolor por la pérdida, se vieron en la necesidad de conseguir la opción más económica porque a todos los agarró mal parados y con gastos, algunos sin trabajo o a la mitad de la quincena.

Lo peor de todo fue que tuvieron que desembolsar dinero extra, porque lidiar con la perdida y tratar de resolver, no los dejó ser objetivos.

Básicamente, el paquete funerario que contrataron de último minuto incluía solamente: traslado del hospital a la capilla, la preparación, un ataúd muy sencillo, dos velas, traslado al crematorio y una urna provicional (solo para mantener las cenizas).

Eso le costó $16,000 pesos, pero ella tuvo que conseguir el médico para el certificado de defunción; alguien para el papeleo legal, y conseguir otra urna.

Después de esa experiencia tan desagradable, María decidió contratar un plan funerario para dos personas. Pues el desgaste emocional más los gastos e incurrir en una deuda inesperada, no fue de su agrado.

El plan ya le va incluir lo mismo que lo de su suegra; más un gestor de la funeraria para todos los trámites; más catering y la urna final. Todo por $29,000 pesos, que puede pagar a mensualidades.

Eso sí, también muchos nos dijeron que es importante leer la letra chiquita de qué incluye o no tu plan funerario, para que no haya de que a «Chuchita la bolsearon».

¿Cómo prevenir lo inevitable?

Checando con varios servicios, un plan funerario preventivo te puede costar entre $12,000 y $100,000 pesos. Sin embargo, un funeral puede ir entre los $15,000 hasta $120,000. (Esto es de acuerdo con llamadas para cotizaciones con Gayosso, J. García López, Funerales Ramírez y Grupo Naser). *Precios obtenidos en noviembre de 2021.

Así que: sí, conviene más un plan funerario que comprar un paquete para el funeral una vez estando ahí, porque es 25% más barato. Pero, te explicamos todo lo que debes saber -lo bueno y lo malo- para que no te quedes con ninguna duda a la hora de contratarlo.

¿Qué es lo que requieres para el último adiós?»

Empecemos con ¿qué es lo que sí o sí necesitas? El día que la huesuda venga por ti, vas a necesitar varias cosas: en primer lugar, como no te salvarás de la burocracia, ni en el día de tu muerte, hay papeleo que debe llevarse a cabo; esto incluye el trámite del acta de defunción y los permisos de cremación/inhumación.

Traslados de donde fallezcas al lugar en donde será la velación; un ataúd (bonito, obvio); servicios funerarios, ya sea que quieras que te oficien misa o algún otro rito, flores, café y galletas para los asistentes, etcétera.

Necesitarás que preparen tus restos para la velación, es decir, que te pongan guapa para decir el último adiós.

Así mismo, debes considerar si deseas cremación o entierro, en cualquiera de los dos casos se requerirá un lugar para colocar los restos, ya sea nicho o lote en panteón. Y no se te olvide el servicio de traslado a este lugar.

Y, pues ya sabes, todo eso cuesta. La buena noticia es que al contar con un plan funerario puedes llegar a ahorrar la inflación; porque no es lo mismo comprar tu plan hoy, que un funeral en 20, 30, 40 o más años (depende cuándo compres tu plan).

Ventajas de contar con un plan funerario:

  • Le ahorras a tu familia y seres queridos la preocupación de estar buscando qué hacer contigo; además, evitas que tengan que le rasquen a la cartera para el velorio y entierro. Ya suficiente tendrán con la pérdida.
  • Puedes pagar el plan funerario a meses sin intereses en un plazo de hasta 36 mensualidades y luego te olvidas para siempre; los planes son vitalicios.
  • La mayoría de los planes son transferibles, así que puedes utilizarlos para ti o para algún familiar o amigo que fallezca antes. Recuerda que si esto sucede, deberás contratar otro plan para ti.
  • Son deducibles de impuestos; al momento del fallecimiento de la persona.
  • Tu familia tendrá el apoyo y la asesoría de la funeraria para llevar a cabo todo el proceso.
  • Algunos planes incluyen también un seguro de vida, que ayudará a tus seres queridos con cualquier gasto imprevisto. De todos modos, asegúrate de tener tu propio seguro de vida; no va a volver rica a tu familia, pero les quitará las preocupaciones inmediatas.
  • Puedes sacar un plan funerario familiar ya que son más baratos. Como te decimos, es mejor estar preparado; qué mejor que todos los miembros de tu familia estén incluidos.

Desventajas de un plan funerario:

  • El plan funerario solo es tan bueno como tu previsión. Si hay algo que no hayas incluido en ese momento, será un extra después. Aquí específicamente nos referimos a que mueras en el extranjero y te tengan que embalsamar y trasladar al lugar donde decidiste que te velaran.
  • Periodo de espera. Si pagas de contado, algunas funerarias manejan un tiempo antes de que puedas hacer válido el plan. Revisa esto, pues si -esperemos no- ocurre una emergencia, a lo mejor no puedes utilizarlo.
  • Si tú no lo alcanzas a liquidar, tu familia tendrá que hacerlo. Hay algunos planes que tienen seguro y en caso de algo inesperado, te pueden cubrir un par de meses; sin embargo, si pasa lo peor, pues tu familia tendrá que pagar lo que falte. Claro que comprando con tiempo: no debes preocuparte por eso.
  • Todo lo que no diga, te lo pueden cobrar. Revisa y vuelve a revisar el plan que escojas: si no está por escrito, es un costo que tu familia pagará al momento.
  • El nicho o el lote no están incluidos. Si tu familia no cuenta con alguno: pide informes en la agencia funeraria cuando contrates tu plan funerario; aunque, serán costos separados.

¿En qué fijarte cuando contrates un plan funerario?

Actualmente puedes adquirir un plan funerario directamente con las agencias: en línea o por teléfono, sin necesidad de salir de casa. Solo recuerda revisar bien lo que sí está incluído.

Como te deciamos arriba, te pueden ofrecer un seguro de gastos insolutos, que te cubre en caso de que te lleve la flaca sin que hayas terminado de liquidar tu plan; pregunta si el tuyo lo incluye.

Para que este seguro sea efectivo, solo necesitarás haber cubierto un porcentaje del costo del plan (o que tu familia cubra lo que falte) y la aseguradora asumirá el resto de la deuda.

Extras que debes tener presentes:

Revisa que el pago de los trámites está incluido. Obviamente sale más barato llevarlos a cabo de manera independiente, pero a la hora de la hora, puede ser más conveniente dejarle la tarea a la funeraria.

Si vas a pagar en mensualidades, no olvides preguntar si tienes que dar un enganche o las mensualidades son fijas.

Y, finalmente, antes de comprar tu plan funerario pregunta por las promociones. ¡Sí, también puedes conseguir descuentos para morirte! En algunos casos te ofrecen costos preferenciales si liquidas de contado en lugar de a meses sin intereses. También tienen mejores precios para las personas con tarjeta del INAPAM (mayores de 60 años).

Como te decíamos, también te pueden dar un precio más bajo si contratas planes para toda tu familia.

¿Qué más puedes hacer para que la flaca no te agarre desprevenido?

  • Si cuentas con seguro de vida, dale una checadita de vez en cuando a tus beneficiarios. Qué tal que le estás dejando todo a la tía Panchita que ya se te adelantó y tú ni enterado.
  • Ten tus documentos en orden, deja todo en un mismo lugar y avísale a tus seres queridos dónde pueden encontrarlos: tus pólizas de seguros, cuentas del banco, escrituras, etcétera. Será un problema menos por el que deban preocuparse.
  • Haz tu testamento y reparte tus bienes como tú decidas. Así evitarás las famosas peleas por los terrenos de la tatarabuela.
  • ¡Arregla tu relajito financiero! Si estás planeando llevarte las deudas a la tumba, acuérdate que las van a descontar de los bienes que dejes, lo que significa que tus herederos van a recibir menos

Seguros básicos estandarizados de vida

Si ahorita no puedes pagar un plan funerario, pero te gustaría tener alguna protección al momento de fallecer: te presentamos los seguros básicos estandarizados.

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF), el 85% de la población de México no tiene un seguro de vida.

La razón más importante, según el 41.7% de los encuestados, es que los seguros son muy caros. Luego hay personas que no los conocen o inlcuso que no los creen necesarios. Ya sabes que en Pequeño Cerdo Capitalista los consideramos esenciales.

Por eso las aseguradoras están obligadas a tener lo que se conoce como seguros básicos estandarizados. Son seguros muy baratos, que tienen una cobertura básica que te puede ayudar a salir de un apuro.

Sin embargo, también señalan que de 33 instituciones que ofrecen este producto -en específico el de vida-, solo AXA Seguros, Grupo Nacional Provincial y Mapfre Tepeyac lo hicieron debidamente.

¿Y qué tan baratos son? Ya sabes que varían según tu edad, sexo y cobertura. Un ejemplo, un seguro básico estandarizado de vida para una mujer de 30 años, costaría de 65 a 105 pesos mexicanos anuales y tendría un beneficio de 100 mil pesos.

Estos seguros pueden cubrir 100 mil, 200 mil y 300 mil pesos, y son extremadamente baratos para que toda la población mexicana pueda acceder a ellos.

Solo recuerda que no tengas deudas y que el seguro se pague al momento de tu muerte; esto es para que no le hagan un reembolso a tu familia, si no que con ese dinero paguen el funeral.

Últimos consejos

Tip adicional: Todos los derechohabientes del IMSS que tengan más de 12 semanas cotizadas en los últimos 9 meses anteriores al fallecimiento, así como pensionados tienen derecho a recibir 60 días de salario mínimo por muerte. Bueno, sus beneficiarios lo obtienen.

Comienza a pensar en lo que pasará cuando mueras. Sacar un plan funerario puede llegar a ser incómodo: ¿a quién le gusta pensar que se va morir un día? A nadie.

2 comentarios en “¿Plan funerario o el funeral, cuál te conviene pagar?”

  1. Este tema es triste pero se debe hablar, mi familia me ha enseñado a estar prevenidos en este y otros menesteres, es muy importante fijarse bien en las letras chiquitas, a nosotros nos pasaron cosas horribles cuando tuvimos que sepultar a nuestros dos hijos, por favor tengas cuidado de informarse bien y no se queden con dudas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *