Mes del Testamento

¡Necesitas ir con el notario por tu testamento, sí o sí!

¡Ya sé! Escuchas la palabra testamento y piensas una de dos: “¿Para qué necesito uno si yo no tengo nada que heredar?” O “¿Cómo, estoy en la flor de mi juventud y ustedes ya casi están planeando mi funeral?”. Pero, qué tal que te decimos que sí o sí deberías tramitar el tuyo.

Para esta nota, nos ayudó la abogada Eugenia Calleja con importancia, costos y tips para que dejes de darle vueltas al asunto y ya tengas este papel. Tu familia te lo agradecerá demasiado.

Ok, como sabes y si no, aquí te lo platicamos, septiembre es el Mes del Testamento, en México. Y dirás: “¿Y eso qué?”; ese es el primer punto superimportante en este tema. El Gobierno ha hecho alianza y convenio con el Colegio Nacional del Notariado Mexicano para reducir los costos de dicho proceso.

Si no sabes que es un testamento, pues es ese papelito donde explicas tu última voluntad, o sea: “le quiero dejar todo mi dinero a Juan”, o, a lo mejor: “que Berenice, Paco y Zelda (tus hijos) se repartan todos mis bienes a partes iguales”. O incluso le puedes dejar tu PS5 a tu amigo del alma, Beto, porque sabes que lo va a disfrutar más que nadie.

Muchas personas creen que solo son bienes lo que dejas en ese papel poderoso, pero también dejas derechos y deberes. Por ejemplo, si tienes hijos pequeños y tienes un accidente, pues qué mejor que sepas quién se va a hacer cargo de ellos, ¿no?

Morir intestado, problemas para la familia

Ahora hablemos del tema que realmente debería asustarte: morir intestado; o sea, no dejaste testamento. Si nunca has tenido este problema legal: ¡muchas felicidades! Pero seguro sabes o conoces de alguna familia que tienen una pelea porque el papá o la abuelita no asignó a los herederos y todos se pelean el terreno de hace 100 años.

Un par de ejemplos que seguro te servirán son los siguientes:

Intestado, versión 1:

Los papás de Felipe, se les hizo lógico que el papá iba a morir primero y que la mamá después; esto porque siempre nos dicen que las mujeres viven más que los hombres. Así que todas las propiedades y bienes estaban a nombre de ella; además de que el papá de Felipe tenía un testamento donde la mamá era la heredera universal.

Por cuestiones de la vida, ella murió primero y no dejó testamento; o sea, murió intestada. Así que legalmente el papá tuvo que hacer millones de papeleos y pagarle al estado para poder poner a su nombre los bienes que ya eran de él.

En papel la idea de ellos no sonaba mal, porque es verdad que las mujeres viven más. Sin embargo, nunca puedes saber cuándo tendrás un accidente; contraerás una enfermedad que pueda acabar con tu vida -hoy en día, los casos graves de Covid-, o simplemente tengas una condición heredada que desconocías y que también termine en muerte. Tocamos madera para que ninguna opción sea tu caso.

Intestado, versión 2:

Estos son más comunes. Donde el abuelito murió intestado y dejó su herencia a sus hijos, Hugo, Paco y Luis. Luego Hugo, Paco y Luis también murieron intestados y entonces los nietos se están peleando por bienes que, a veces hasta resulta que ni el bisabuelo tenía en orden.

Aquí existe otro punto superimportante: el parentesco de consanguinidad, quién hereda cuando no hay testamento. Muchas veces es algo obvio, se muere alguien y hereda su pareja (cónyuge) o sus hijos. 

Sin embargo, la ley estipula un parentesco hasta de 4º grado. Así si no son los hijos, son lo hermanos o los nietos y así. Ahí es donde se crean las disputas, pues los nietas y hermanas de la fallecida son ambos de 2º grado, entonces pueden discutir la herencia.

Aquí una pequeña tabla para que veas cómo es:

La manera fácil es ir con un notario, que él decida quiénes son los herederos, cómo se divide la herencia, asigne un albacea y todo se resuelva de manera pacífica. Claro que siempre habrá a quien no le parezca, lleve el caso a juicio y toda la familia esté perdiendo dinero batallando por un bien.

Aquí hay dos datos que debes conocer y que nos da el Colegio de Notarios de la Ciudad de México. Y es que solo 20% de la población mexicana que puede sacar un testamento, lo hace; el resto de la población no es que piense que es caro, sino que es innecesario. ¡Mal!

El otro dato es que solo 50% de la población tiene escriturada su vivienda. Así que, la mitad de las personas vive o en una casa en disputa o en un lugar que ni siquiera les pertenece legalmente, sino que a lo mejor el último dueño fue el bisabuelo, porque a nadie le pareció indispensable hacer dicho movimiento.

Escrituras al corriente gracias a la Jornada Notarial

Este es el momento en que, si no sabes quién es el dueño de la casa donde vives, vayas a averiguarlo. Porque qué tal que tus papás nunca se molestaron en hacer el papeleo legal, solo por flojera.

Afortunadamente, otro de los grandes datos que nos dio Eugenia es que ahorita está la Jornada Notarial; exactamente hasta el 31 de diciembre de este año (2021). ¿Qué significa esto? Que si las escrituras de tu vivienda no están en orden, es el momento perfecto para hacerlo.

Ahorita hay importantes reducciones en impuestos, derechos y honorarios notariales. Esto puede ser desde un 10 a un 60% de descuento en escrituración y un 40 y 80% en sucesión. El valor a pagar depende del valor catastral del inmueble. 

Si quieres conocer cuánto vale el tuyo, por lo menos en Ciudad de México, solo tienes que entrar al Sistema Abierto de Información Geográfica. Pero, de una vez te vamos adelantando que es menor al valor comercial de la vivienda; así que esas son buenas noticias para tu bolsillo.

Testamento para dejar todo en orden

Así que sí, morir intestado no es evidentemente un problema para el difunto, sino para su familia. Porque gastarán en poner los papeles en orden, si no hay ninguna queja con que el notario lleve el proceso, como en la versión 1. Pero si hay problemas familiares, pueden irse a corte y gastar miles de pesos que no era necesario gastar si hubiera habido un papelito mágico que lo resolviera todo.

¿Cuáles son otros beneficios? Por ejemplo, digamos que no tienes hijos ni pareja. Tus hermanos o hermanas pueden heredar, pero a lo mejor prefieres dejarle todas tus pertenencias y bienes a tu mejor amiga. Con el testamento, esto es posible.

También designando un tutor para tus hijos -si estos son menores de edad-. Otra vez, si se muere una persona de la pareja, pues no hay problemas. Pero si hay un accidente y desafortunadamente los dos fallecen, pues alguien legalmente decidirá si los papás de uno o del otro se los quedan. Aunque no hay necesidad de eso, porque ustedes pueden decidir quién los va a cuidar de ahora en adelante. Así tus hijos te heredan y garantizas que estén bien cuidados hasta que sean mayores de edad.

Si tienes hijos menores de edad, entonces: ¿¡qué estas esperando para ir al notario por tu testamento!? 

Si crees que no tienes nada de valor, de todos modos haz un testamento general a un heredero universal. Esto sirve que, si heredas algo de alguien más, pero también falleciste, se pueda llegar al heredero final. 

Regresando al ejemplo del intestado 2. Si tu papá muere y te deja a ti como heredero universal, pero tienes hijas y hermanas, y tú no tienes testamento, pues ¡empieza la batalla! Pero, si tú sacaste el tuyo también, dejando a tus hijas como tus herederas, entonces la herencia del abuelo, ahora pasa a ellas totalmente, sin necesidad de juicios.

¿Las deudas se pueden heredar?

Este es una pregunta muy común. El testador, que así se llama legalmente a la persona que firma el testamento, si tiene deudas pendientes, pues sus bienes servirán para pagar dichas deudas.

Lo que es bien importante que sepas es que, si todo lo que tiene el testador, no alcanza para pagar el adeudo, tú puedes rechazar la herencia y así no contraes dicha deuda. Pero si es menor, entonces saldas la deuda y te quedas con el resto.

Además los bancos y otras instituciones de crédito, «desaparecen» la deuda del difunto, presentando el acta de defunción de la persona. Esto es porque muchos productos, como créditos hipotecarios o automotrices, ya contemplan un seguro de vida, así que cuando las personas fallecen, la deuda se paga con dicho seguro y no existe ningún problema.

Cuando sí heredas la deuda:

  • Si en el contrato apareces como deudor solidario, que es la persona que debe legalmente pagar la deuda.
  • Si fuiste designado como el aval del fallecido.
  • En caso de las tarjetas de crédito, si tienen más de tres meses de adeudo. Aunque debes revisarlo con cada banco.

¿Cuánto cuesta un testamento?

Normalmente cada estado de México tiene diferentes precios; incluso algunos manejan precios especiales todo el año, por ejemplo, en Durango es gratuito para todo el Sector Salud. Estados como Guanajuato, Hidalgo, Morelos, Puebla, Estado de México y Yucatán tienen precio especial para los Adultos Mayores.

Por eso es tan importante septiembre, como el Mes del Testamento, pues hay descuentos del 50% para el público en general. Claro que cada estado tiene sus requisitos como número de testigos; Campeche, Guerrero, Quintana Roo y Sinaloa requieren solo 1.

También hay edades; Chihuahua, Coahuila, Puebla, Quintana Roo, Sinaloa, Tabasco y Tlaxcala, puedes hacerlo desde los 14 años. La mayoría a los 16 ya dejan hacer testamento y a los 18 en cualquier lugar del país puedes hacerlo.

Aquí te dejamos la tabla de costos:

Si necesitas más información, aquí hay una nota del Gobierno de México, con otras dudas frecuentes. También contáctanos en redes sociales y con gusto te ayudaremos a resolverlas.

¡Ahora sí, sin excusas: a sacar el testamento!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *