La importancia de ser un adulto con tus finanzas

Ser la señora de las plantas o que aparezcan extraños dolores en el cuerpo, que nunca antes experimentaste, son algunos signos inequívocos de que estás en otra etapa de tu vida, y sí, eso también incluye a las finanzas.

Aunque puede desestabilizar darte cuenta que tienes más responsabilidades, que eres proveedor de tu familia, o enfrentar situaciones para las que no estabas preparado, esta etapa no tiene porqué ser complicada.

No puedes abortar la misión y decir “ya no juego, quiero volver a los días en que ciertos temas me daban igual” o “paren el mundo que me quiero bajar”; lo mejor es afrontarlo.

Después de asumirlo, es importante que sepas si vas en la dirección correcta, un diagnóstico te ayudará. Aquí te vamos a decir cómo obtenerlo y a acompañarte para que te sientas segura y tranquila en esta transición.

Preparados para emergencias… pero, ¿y el retiro ‘apá?

Cuando manejas tus finanzas como adulto, inevitablemente viene el retiro a tu cabeza, ese que antes veías muy lejano.

A esta situación agrega un nivel de dificultad: también verás por tus padres. De acuerdo con una encuesta de la Asociación Mexicana de Afores (Amafore), jóvenes entre 18 y 40 años consideran que se harán cargo de algún adulto mayor en el futuro (70%).

Esto es más que un dato que refleja la cultura. Se trata de una realidad, pues de acuerdo con la misma encuesta 6 de cada 10 hombres, y 7 de cada 10 mujeres menores de 40 años piensan que sus hijos o familiares los mantendrán en la vejez.

Y este no es el único tema que enfrentarás en esta etapa, también deberás pensar en impuestos, crédito hipotecario, aprender a llevar una relación financiera sana con tu familia y pareja. Sí, parece mucho, pero tranquilo, respira profundo y debes saber que para eso estamos en Pequeño Cerdo Capitalista: para acompañarte.

¿Cómo saber si eres adulto con tus finanzas?

Si ya no aguantas las ganas de saber si eres un niño, un adolescente o todo un adulto al manejar tus finanzas. Para descubrirlo, ve este video que además te ayudará con consejos sobre cómo dar pasos firmes para consolidar esta etapa:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *