Cómo ahorrar mientras estás estudiando la universidad

Esos mágicos cuatro años (a veces poco más, a veces muucho más) que pasas dentro de las aulas universitarias tienen muchos retos, pero uno que parece imposible: cómo ahorrar mientras estás estudiando la universidad.

Tips para ahorrar mientras eres estudihambre

Para algun@s verdaderamente es un calvario el pensar en no gastarse todo su dinero en el momento en que toca sus manos, mientras que otras piensan que hacerle maldades a sus papás o poner en riesgo tu salud son opciones reales… Por eso hoy les contamos 8 maneras de mejorar tus finanzas mientras esperas recibir tu título y ver volar el birrete por los aires.

Delimita tu presupuesto

Siempre, siempre, es el primer paso para conocer nuestras posibilidades. Mientras no sepamos cuánto recibimos en el mes y cuánto queremos ahorrar no vamos a poder poner manos a la obra. En el libro de Finanzas Personales del Pequeño Cerdo Capitalista puedes encontrar maneras fáciles de presupuestar, pero mientras sepas tus ingresos, tus gastos fijos y la cantidad que quieres ahorrar ya tienes un paso adelante.

Aprovecha tu Universidad (y el ser universitario)

La biblioteca siempre va a ser una opción gratuita cuando de leer se trate, te conviene más pedir prestado el libro que necesitas a gastar varios billetes comprándolo; algunas escuelas cuentan con gimnasio para sus alumnos, así que deja a un lado la mensualidad tan ostentosa y aprovecha las instalaciones.

También ten en cuenta a tu vieja amiga la credencial. En muchos establecimientos comerciales, museos, atracciones y hasta cines hacen descuentos a estudiantes con credencial vigente, así que deja a un lado la pena y úsala siempre que puedas.

Modula la fiesta

Entiendo muy bien que la etapa universitaria no sería lo mismo sin las fiestas y reuniones que te dejarán recuerdos para siempre, pero siendo 100% honesto, ¿cuánto esperas que te quede en la cartera después de ir al antro más concurrido de la ciudad y pedir seis rondas de shots?

Una reunión en casa de alguien o lugares más tranquilos pueden ahorrarte mucho dinero y aún así permitirte bailar, cantar y tomar (todo con medida, obviamente) sin que a la mañana siguiente tu cuenta bancaria esté llorando y por los suelos.

Cocina para ti mismo

Muchos usuarios de redes sociales coincidieron en que la mejor opción para ahorrar de manera inmediata es prepara comida desde casa. Si en vez de gastar todos los días en el sandwich que desayunas con tu café compras los ingredientes y lo preparas antes de salir vas a poder tener un colchón de dinero que antes le regalabas al señor de la cafetería y no termines comiendo sólo mazapán como una amiga 😅

Plasma tus metas en físico

Imprime o recorta imágenes de las cosas que quieres lograr una vez que llegues a tu meta financiera y pégalas en una cartulina o corcho, después coloca ese collage en algún lugar visible para que siempre que lo veas recuerdes el motivo por el que te estás esforzando tanto, tal vez un viaje de graduación o el festival de música que todos tus amigos aman.

Así es más fácil medir tus avances y darte un empujón cuando sientas que las cosas se complican un poco, todos necesitamos motivación algunas veces y qué mejor que tenerla directamente de las imágenes que más te hacen feliz.

Analiza bien tu transporte

Tal vez el taxi a las 6:50 de la mañana cuando tu clase empieza a las 7:00 es una buena opción, pero que no se haga tu hábito. Calcula bien las distancias que recorres todos los días y evalúa la opción que mejor se adapte a tu trayecto.

Caminar siempre relaja y estoy seguro que habrá transporte público que te acerque a la universidad a la que asistes.

Empieza a invertir desde YA

No creas que las inversiones son para personas que ganan una quincena fija o que tienen ingresos exorbitantes, hay opciones de inversión para universitarios o los famosos cetes siempre están a tu disposición.

De nada sirve ahorrar para poner el dinero abajo del colchón, tienes que ponerlo a trabajar y buscar las opciones que mejor te parezcan para que no sólo guardes lana sino que generes más.

Busca ingresos extras

Estudiar y trabajar al mismo tiempo no siempre es viable, pero hay empleos de verano que te pueden gustar y además generas experiencia o puedes vender algunos productos para ayudarte a llegar más rápido a todas tus metas.

¡Ojo! No se vale como ingreso extra quedarse con los cambios cuando te mandan a la tienda. 😝

¿Ustedes qué otros tips tienen? Cuéntennos si han aplicado alguno de los que les contamos o cuáles les agradaría que incluyéramos. No dejen de estudiar y ahorrar, ambos son hábitos que los llevarán muy lejos.

 

Texto de Eric Delgadillo

Estudiante de economía, trainee en middle office de una institución financiera y en sus ratos libres también es Booktuber. Puedes ver su canal aquí y seguirlo en Twitter en @Erik_SD.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *