Cambiar de smartphone

¿Realmente debes cambiar de smartphone durante el Buen Fin?

Cada año sale un nuevo iPhone XV Hiper Mega Max o Galaxy S25 Ultra Amazing 5G, justo cuando se va a acabar tu plan. O, no te pasa que por fin vas a acabar los meses sin intereses y ya te están ofreciendo una “versión mejor”; pero ¿realmente cada cuánto necesitas cambiar de smartphone?

Pues esta pregunta se la hicimos José Antonio Pontón, experto en tecnología, y también otras como: ¿existe la obsolescencia programada?, ¿hay marcas que se hacen obsoletas más rápido?, ¿cuándo es momento de cambiar tu teléfono?, ¿cuándo sí necesitas algo mejor?, ¿qué hacer para que dure más tu smartphone?, ¿debes cuidar qué descargas a tu celular?

No queremos responderte ninguna duda aquí porque la verdad el video es buenísimo y no debes perdértelo:

Si después de ver el video, aún piensas que necesitas cambiar de smartphone, te recomendamos que compares especificaciones y precios entre teléfonos en una página dedicada a eso.

También Pontón nos recomienda la página de Sellfonepor si estás pensando vender tu smartphone y quieres saber más o menos cuánto te pagarían por él.

Consejos para el Buen Fin

Como ves, no queremos que solamente estés gastando con descuento, sino que hagas compras planeadas. Por eso te vamos a compartir unos tips para preparar tu cartera para el Buen Fin:

  • Solo debes cambiar de smartphone si le diste palomita a los puntos que José Antonio sugirió.
  • Recuerda que esta clase de artículos siempre tienen una depreciación. Toma en cuenta esto si lo vas a vender o si vas a comprar uno usado.
  • Si no habías pensado en comprarlo antes de verlo, al adquirirlo no estás ahorrando; si acaso estás gastando con descuento.
  • Haz una lista de artículos que SÍ necesitas. Si es un gustito, procura tener un presupuesto destinado para eso. 
  • No uses tu fondo de emergencias para las rebajas.
  • Compara desde ahorita; como te dijimos, hay mucha información en internet.
  • No andes de turista por todas las tiendas. Decide a dónde sí y a dónde no vas a ir a buscar lo que te hace falta.
  • Recuerda que tus deudas no deben superar el 30% de tus ingresos. Revisa el estado de tus deudas antes de tener un gasto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *