Tenemos Ley Fintech

Tenemos Ley Fintech

Por Ximena Soto

Por fin llegó el día que las Instituciones de Tecnología Financiera estaban esperando. El pleno de la Cámara de Diputados votó y ya tenemos Ley Fintech, también conocida como Ley Para Regular la Instituciones de Tecnología Financiera.

Después de un proceso largo, que inició con la primera propuesta de ley en 2015, el poder legislativo de México ya dio el visto bueno a la ley que regulará las operaciones de las empresas de esta industria. Hasta ahora, las prácticas centrales que vigilará esta Ley son:

  • Las operaciones de los fondeos colectivos.
  • Medios de pagos electrónicos
  • Transacciones con criptomonedas

La aprobación de la Ley Fintech beneficiará a usuarios y empresas a la vez. Por un lado, cualquier persona que quiera usar una plataforma digital tendrá seguridad de que su operación financiera se está haciendo de forma legal y supervisada, además de que fomentará la inclusión bancaria y, en caso de inversionistas, podrán hacerlo con mayor certidumbre y con conocimiento de la legalidad de la empresa.

Para las empresas que son de tecnología financiera como préstamos digitales, pagos y transacciones en línea y activos virtuales como las criptomonedas y divisas electrónicas, la ley abre un abanico de oportunidades pues tendrán un marco normativo que dictará cómo deben operar, lo que ayuda a que puedan acceder a más financiamiento. Además, al ser reguladas, podrían aumentar sus usuarios.

Como parte de la Ley, también se creó el Grupo de Innovación Financiera en donde se harán intercambios de ideas para el mejoramiento y desarrollo del ecosistema Fintech.

La piedrita en el arroz

Aunque fue aprobada por las dos cámaras de legisladores, aún queda el tema pendiente de estructurar una normatividad —no es lo mismo tener una Ley, que el conjunto de reglas para hacerla valer—.

Para determinar esto, la Secretaría de Hacienda eligió al Banco de México (Banxico) y a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), quienes también son responsables de supervisar a las empresas Fintech a través del recién creado Comité Interinstitucional de la CNBV que tendrá a sus propios funcionarios y miembros de Banxico y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Además, a pesar de que la Comisión de Hacienda y Crédito Público de la Cámara de Diputados aprobó la ley la semana pasada (antes de ser votada por toda la Cámara), los diputados anticipan que pronto se tendrá que hacer una revisión pues la versión aprobada es demasiado general y necesita ser especificada, esto como consecuencia de los múltiples modelos que ofrecen las empresas tecnológicas financieras.

México es pionero en América Latina y casi todo el mundo en legislar la industria Fintech y existen diferentes actores que han trabajado en la promoción de la ley, como la Asociación Fintech de México. Por eso, dentro de esta ley tiene una estructura flexible que permita que emprendedores mexicanos puedan continuar con la innovación del sector.

Algunos de los temas que trata la ley son:

  • Transparencia de los procesos internos de las empresas.
  • Infraestructura de prevención de lavado de dinero.
  • Estructura empresarial
  • Protocolos de seguridad para protección del dinero y los datos personales de los usuarios.
  • Especificar los riesgos y obligaciones de las empresas, además de quienes son sujetos a esta ley.

Por ahora, queda ya sólo queda pendiente la sanción del gobierno federal, que es cuando se publicará la ley en el Diario Oficial de la Federación. Una vez que esto suceda, la entrada en vigor de la ley no deberá ser mayor a tres días en la Ciudad de México y unos dos meses en todo el país.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *