Es hora de aprender a poner precios a tus productos. Aquí te damos la fórmula ideal para hacerlo

 ¿Cómo poner precios a tus productos?

Si estás emprendiendo o simplemente decidiste empezar a generar un ingreso extra ofreciendo algún servicio o producto, es posible que te cuestiones: ¿cómo poner precios a mis productos?

Si estás pensando aplicar la vieja confiable que es, ofrecer más bajo que tu competencia, ¡alto ahí! Al ser emprendedor, ¡no es un lujo que puedas darte!

Para evitar tener pérdidas en vez de ganancias, hoy te daremos 5 tips que te ayudarán a fijar precios competitivos y empezar con el pie derecho en el mundo de las ventas.

Estrategias que te ayudarán a poner precios

Aunque existe sí una fórmula ideal para poner precios (que sí te daremos), sigue estos 5 pasos  para que de verdad veas ganancias y sobre todo lleguen a tus clientes ideales: 

  1. Comprende los costos de tu producto

Haz una lista de todo lo que te puede costar hacer tu producto; desde la materia prima hasta la gasolina y el parquímetro que gastarás al momento de hacer entrega de él. 

El precio de tu producto debe ser capaz de cubrir lo que te cuesta producirlo; recuerda se trata de ganar, no poner de tu bolsillo.

 2. Define cuál es la propuesta de valor

Antes de lanzarte a vender galletas o bufandas en esta época, debes comprender cuáles son las necesidades de tus posibles clientes.  

Piensa cuáles son las características que buscan a la hora de comprar y qué harás diferente de la competencia para que prefieran tus productos o tus servicios. 

Por ejemplo, si bien las bufandas son un producto de temporada, ¿tendrás un diseño diferente al de las grandes tiendas? ¿Los materiales son duraderos? o ¿ lo venderás en un conjunto con unos guantes?

  1. Conoce a la competencia

¿Sabías que el 34% del fracaso de los emprendimientos en México se debe a la falta de conocimiento de su mercado, según datos de la Asociación de Emprendedores de México (ASEM)?

Para que esto no te suceda debes conocer tu competencia, así como sus precios y qué es lo que hacen mejor que tú. 

Investiga a tu competencia ya sea, dándote una vuelta por aquellos negocios que ofrezcan lo mismo que tú, o consultado algunas páginas web para comparar precios como Lowpi, Kelkoo u Ofertia

  1. Identifica qué problema resuelves

Antes que todo, es importante tener una idea clara de la necesidad a cubrir. De esta manera se pueden establecer precios que reflejen correctamente el valor percibido por ellos y, aún más importante, que justifiquen la inversión en tu producto o servicio.

  1. Determina el margen de ganancia

Para que valga la pena esta nueva etapa, primero debes fijarte un objetivo. Es decir, ¿cuánto esperas ganar vendiendo tus productos? 

Luego, considera primero el costo de lo que te cuesta producir tu producto y luego calcula cuántos productos puedes empacar en un mes. 

Ahora que ya tienes estos números, solo divide lo que pretendes ganar, entre el número de productos que vas a vender y tendrás ese margen de ganancia. 

5. Valora tu trabajo

Cómo dice Sofía en este vídeo, lo que haces te cuesta tiempo. Así que es importante que pienses cuánto te cuesta el ir a conseguir tus insumos y tu mano de obra:

Hora de calcular tu precio ideal

Ahora que ya tienes todos los elementos que te ayudarán a tener un precio ideal, te compartimos la fórmula básica para calcularo. Eso sí considera estos dos conceptos: 

  1. Costo totales. Como lo mencionamos en líneas anteriores, es el monto total de lo que te cuesta producir o generar tu servicio. 
  2. Margen de beneficio. Es el porcentaje que desearías ganar por cada venta que generarás.

Ahora que tenemos estos dos conceptos, la fórmula para establecer el precio ideal es: 

Precio de Venta= Costos Totales + (Costos Totales × Margen de Beneficio en Porcentaje)

Por ejemplo, imaginemos que quieres saber cuánto puedes vender tus bufandas si tu costo total por bufanda es de $90 y deseas un margen de beneficio del 20%. 

Entonces: $90 + (90 x 0.20) = $108.

¿Qué tal? Fijar precios no es tan difícil como puedes llegar a pensar, aquí lo más importante para que de verdad generes ganancias es que le pierdas el miedo a cobrar por tus productos o servicios. 

Recuerda que, tener ingresos extras son un excelente medio para cumplir esas metas financieras con las que tanto has soñado. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *