Suspenden la factura electrónica instantánea

Suspenden la factura electrónica instantánea: Como te platicamos aquí, en noviembre del año pasado el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y la Asociación de Bancos de México (ABM) estaban trabajando en conjunto para que a partir de enero de este año, pudieras generar una factura de forma automática al pagar con tarjeta.

Sin embargo, el pasado 20 de febrero Luis Niño de Rivera, presidente de la ABM, dijo en conferencia que el proyecto de factura electrónica instantánea está suspendido:

“Para la banca ese proyecto está totalmente suspendido, no estamos trabajando, lo que la titular del SAT comentó es que está bajo análisis y mientras no tengamos oportunidad de dialogar con Raquel Buenrostro pues no estamos trabajando en ese proyecto”, dijo Luis Niño de Rivera.

Desde que se comunicó la implementación de la factura electrónica instantánea, una de las dudas más grandes de los contribuyentes como tú era si esta medida estaba hecha para perseguir a las personas que gastaran más de lo que declaraban al SAT que ganaban y, por lo tanto, no reportaban todos sus ingresos.

Ana Sarez, de Sarez Contadores, anteriormente ya nos había dicho que en México no existía una infraestructura suficientemente robusta para la implementación de la medida, ya que el catálogo del SAT para generación de facturas tendría que ser robustecido, además de que hay personas que reciben reembolsos de sus empleadores por ciertos gastos como alimentos y gasolina, que se tienen que facturar a nombre de la empresa. Si quieres ver qué más nos dijo Ana de este tema, puedes entrar a esta nota.

¿Sin la factura electrónica instantánea ya no vigilarán mis gastos?

Bueno, en realidad tus productos financieros como tarjetas de débito, crédito y cuentas de inversión están ligadas sí o sí a tu RFC y las instituciones bancarias tienen la obligación de permitir al SAT echarle un ojo a tus cuentas si la autoridad cree que hay algo extraño en ellas. Y nada tiene que ver con la factura electrónica instantánea.

Esto, en primer medida, es para evitar el lavado de dinero pero de paso saber si te están depositando dinero que no estás reportando como ingreso. Por eso es importante que en declaración anual (que ya se ve en el horizonte) declares todos tus ingresos, desde tus sueldos regulares hasta herencias, préstamos bancarios y demás. Esto, ¡claro!, y que pagues tus impuestos en tiempo y forma.

Recuerda que si eres asalariado la empresa para la que trabajas hará tu declaración anual, pero si tuviste más de un patrón en el año —por ejemplo, si te cambiaste de chamba—, tienes que hacer tu declaración. Y, en cualquiera de los casos, ten en cuenta que siempre puedes ingresar deducciones personales por ciertos gastos como colegiaturas, gastos médicos o de defunción.

Si la factura electrónica instantánea y/o la declaración anual te causa estrés porque no lo entiendes, lo mejor es que te acerques a tu contador de confianza para que te ayude a poner en orden tus cosas y camines el mejor camino con el SAT y otras autoridades.

Nota de Ximena Soto

Amante del cine, la literatura, la comida y la cultura pop, periodista egresada de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García con 10 años trabajando en medios de negocios, emprendimiento y finanzas personales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *