LuisMi-y-la-evasión-fiscal

LuisMi y la evasión fiscal

Por Ximena Soto

Veas o no veas la serie de Netflix sobre la vida de Luis Miguel, seguramente estás enterándote de todo lo que está pasado, y en el capítulo 8 El Sol estaba en un problemón y lo andaban metiendo a la cárcel por evasión fiscal.

Esto no es cosa pequeña y ahora que el tema está en el aire, te vamos a explicar qué es esta infracción, qué puede pasar si lo haces y cómo evitarlo. Vámonos por partes.

¿Qué es la defraudación fiscal?

El Código Fiscal de la Federación lo define como la omisión total o parcial de alguna contribución con uso de engaños o aprovechamiento de errores. O sea, cuando dejas de pagarle al SAT lo que debes pagar por ser un ciudadano que recibe ingresos.

Y sí, todos estamos obligados a pagar impuestos cuando lucramos con la comercialización de un producto o servicio, no importa si es un bien físico —un producto— o intelectual —la terapia de un psicólogo—. Cuando tu dejas de presentar tu declaración mensual y/o anual, cuando la presentas pero no pagas o inclusive si ni siquiera sacaste tu RFC pero sí estás recibiendo dinero por tu trabajo, estás infringiendo este ley.

¿La evasión fiscal siempre se castiga con cárcel?

Todas estas infracciones tienen una sanción que puede ser desde el pago de recargos y multas hasta la cárcel. Pero no te me adelantes y sientas que vas a ver crecer a tus hijos tras las rejas porque Ana Ramírez, nuestra fiscalista de cabecera de Sarez Contadores, explica que las cosas no son en blanco y negro.

“Sí se puede negociar con el SAT para pagar lo que debes sin entrar a la cárcel”, nos comentó. Primero, si tú te diste cuenta que estabas fuera de regla, que les debías dinero o que de plano ni siquiera te habías preocupado en hacer declaraciones pero te quieres regular, puedes acercarte al SAT para, de forma voluntaria, ponerte al corriente.

En estos casos inclusive la autoridad puede ayudarte a pagar a través de convenios de pagos parciales, reducción de recargos y hasta pedirte que sólo pagues los impuestos que debes y te perdonan las multas. Esto, porque al SAT o a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público le interesa que pagues tus impuestos, no que estés en la cárcel.

“A pesar de que lo que hiciste es un delito, por no ser grave, en la Ley establece que si te regularizas voluntariamente —lo que en términos legales se llama espontáneamente—, Hacienda no presentará su querella, o sea no te va a denunciar y perseguir con orden judicial”, dice Ana.

Sin embargo la situación se puede tornar seria si estás defraudando al fisco y ellos se dan cuenta y te mandan una notificación, porque entonces ya no lo estás haciendo de forma “voluntaria” y allí es donde puedes pagar unos multones.

Las sanciones se fijan de acuerdo al delito. Por ejemplo, no te van a meter a la cárcel si se te olvidó pagar los impuestos de un mes, pero sí lo harán si se te “olvida” pagar los de los últimos cinco años.

Y como para todo hay límites, esta ley dice que si tu le debes a Hacienda más de $1,540,350 pesos puedes pasar de tres meses a dos años en la cárcel. Por eso es importante mantener tus finanzas y las de tu empresa en orden, con todo y los impuestos declarados y pagados porque la ignorancia de una ley no te hace exento de seguirla.

Entonces ¿sólo persiguen a los ricos y famosos?

La respuesta es muy fácil: No. Todos somos objeto de un requerimiento o investigación por parte de las autoridades, pero definitivamente es mucho más notorio si tratan de meter a Luis Miguel a la cárcel por defraudación fiscal que a Pedro Pérez, el primo de tu vecina.

Esto pasa mucho no sólo en la defraudación fiscal sino en el delito de “Contrabando calificado”, que es como le llama la ley a importar cosas y venderlas sin que pasen por aduana y, desde luego, sin pagar impuestos.

Estos dos temas, que van de la mano, sí te pueden afectar a ti porque aunque tú no importes grandes cantidades de mercancía, sí hay quienes compran en plataformas como Wish y AliExpress, para después revender con una ganancia.

Comprarte el cartera baratísima que viste en Wish no es un delito. Comprar 20 carteras y venderlas sí lo es. Por eso si te vas a dedicar a importar y revender, lo mejor es que lo hagas a través de los medios adecuados, con una empresa comercializadora que tenga la facultad de importar y pague los aranceles fijados por la ley.

Y si ya estás vendiendo, lo mejor es que espontáneamente te acerques al SAT para avisarle y poner tu situación en orden, antes de que se den cuenta que estás recibiendo dinero sin reportarlo. En este caso, el tope máximo para que comiencen una querella legal en tu contra es de $1,104,530 pesos. Checa este video donde hablamos sobre los impuestos en los negocios online.

Pero eso sí, antes de que te entregues a las autoridades por ser un delincuente, asesórate con contador y un abogado, para que analicen tu caso y vean qué esquema te conviene más para regularizarte.

Checa nuestros videos que tenemos sobre este tema de los impuestos:

2 comentarios en “LuisMi y la evasión fiscal”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *