¡Aguas con las estafas de pandemia!

Estafadores hay para aventar para arriba, y en esta época parece que los dejaron sueltos. No te dejes engañar y ten mucho cuidado con las estafas de pandemia que andan rondándonos a todos.

Seguro en algún momento te tocó una llamada de un hijo perdido que necesitaba tu ayuda porque lo había golpeado o de ese primo de Estados Unidos que iba a ir a visitarte pero necesitaba que le depositaras una lanita. Esas estafas son muy conocidas y cada vez menos personas caen, por eso los amantes de lo ajeno se han puesto creativos y hasta digitales.

Estafas de pandemia «a la antigüita»

Recién empezaba el confinamiento cuando una amiga de Irlanda Díaz le pidió que la recibiera en su casa y contra todos sus instintos, ella la recibió. Imagínate su sorpresa cuando llegó con dos desconocidos y una carpeta con tablas de números, fotos de participantes y todo muy profesional para invitarla a un súper negocio en el que sólo tenía que invertir 25,000 pesos y reunir a 10 personas más para empezar a duplicar y triplicar su dinero.

“Mi amiga se veía toda apenada mientras su mamá me decía que todo era cierto, que ella ya había recibido su dinero con ganancias y que viera la foto de su mesa llena de billetes”, recuerda Irlanda. Todo esto mientras su papá le hacía caras y señas para que no fuera a caer.

Irlanda ni siquiera lo consideró. Sabía por experiencia de familiares y amigos que este tipo de “negocios” no son más que estafas y que antes de que te des cuenta, la gente con la que invertiste puede desaparecer sin dejar rastro. Lo que la entristeció es que su amiga se prestara a esta modalidad y que, fuera de su negativa, ella siguiera contactando a sus amigos cercanos para invitarlos.

“Me enojé mucho porque un amigo en común que trabajaba en una pizzería y con la pandemia ya no tenía trabajo o ingresos hasta pidió un préstamo para entrarle. Hablé con él para explicarle pero era demasiado tarde”, comenta.

Y como este caso, mucho. ¿Conoces alguno? Cuéntanos en redes sociales.

Estafas de pandemia en era digital

De estos casos hay más: Tal vez te suene que en julio de este 2020 algún hacker se metió a las cuentas de Barack Obama, Elon Musk y otros famosos para anunciar que se sentían generosos en medio de la pandemia y que duplicarían la cantidad de bitcoins que se donaran a su usuario.

Obviamente esto era fácil pero el estafador se fue con unos 100 mil dólares en unos cuantos minutos. ¿Se veía venir, no?

En México las cosas no están muy diferentes y podría ser que estuviste a punto de caer en una de estas estafas sin darte cuenta. ¿Has visto en Facebook esas páginas de ventas muy nuevas en donde venden ropa o cosas muy baratas? Bueno, pues son una modalidad de estafa.

Entras, haces tu compra, metes tus datos a una página que no verificaste y te avisan que tu pedido está en camino y llegará en 5 o 6 días, y que la compra se reflejará con el nombre de alguna tienda conocida. Y sí, así aparece. Y durante esos días en los que esperas un paquete que no va a llegar, los estafadores compran tarjetas de regalo (que por cierto no son rastreables) en esas tiendas.

Estafas de pandemia: pagos «no hechos» y bancos

Si te llegó un correo de “CFE” (Compañía Federal de Electricidad) en donde dicen que te van a cortar la luz por falta de pago y que tienes que ir a hacer un depósito en Oxxo a una línea de captura… trataron de estafarte.

Luis Ramírez de IT Lawyers nos platicó que este tipo de estafa se hace con un correo masivo y que, aunque sólo se llevan 150 pesos por persona, al mes caen unas 4 mil personas. ¡Se llevan 600 mil pesos al mes por mandar un correo electrónico!

Y ya no hablemos de las estafas “bancarias” porque allí la cosa se pone mucho más ruda. Una usuaria de Twitter compartió su experiencia de casi estada en este hilo: 

En resumen, le llamaron de su banco para decirle que la estaban tratando de hackear, que entrara a su app y cambiara la contraseña a un código que le iban a mandar por mensaje de texto.

Ella se salvó porque, aunque siguió los pasos que le indicaban en la llamada, inmediatamente cambió su contraseña y los estafadores ya no pudieron entrar a su app y apropiarse de sus fondos.

“Esta es una modalidad viejita. Solo necesitan tener tu numero de cuenta, que pueden tener hasta de robarse el estado de cuenta, te envían el número desde un servicio de mensajería contratada y ya tienen acceso a tu cuenta”, dice Luis. Lo peor es que cuando vas al banco a quejarte, resulta que la autorización de transferencias sí la diste tú porque salió desde tu app.

En IT Lawyers llegan alrededor de 10 a 12 clientes al mes en medio de una situación de spoofing, como se le conoce a esta tipo de fraudes, pero en realidad caen 60 personas al día. Esto, en promedio es un desfalco de 360 mil pesos diarios.

¿Y cómo evitar las estafas de pandemia?

Antes que nada, que te quede claro que nadie te va a regalar dinero nomás porque sí. Así que si no lo tenías claro, ahora es el momento de aprender que las pirámides, las flores de la abundancia y los negocios en los que pones el dinero y no haces nada más que reclutar gente y recibir ingresos son fraudes.

Y ya pasando a la era digital, hay varias acciones que puedes seguir te dejamos estos 5 tips para evitar las estafas de pandemia:

  1. Si vas a hacer compras en línea, asegúrate de que el sitio es seguro buscando la imagen de un candado cerrado a un lado de la dirección electrónica y no le compres a cualquiera.
  2. Investiga al comprador. No te quedes con los comentarios de Facebook que dicen “yo ya estoy esperando mi pedido” o “está padrísimo, ya me llegó”. Yo podría escribir lo mismo sin ningún filtro.
  3. Usa contraseñas seguras, que combinen caracteres en mayúscula, minúscula, números y, si es posible, símbolos. ¡Ah! Y no la andes compartiendo.
  4. Si te llaman del banco con alguna notificación parecida, cuelga el teléfono y llama directamente tú a los números autorizados para asegurarte de que estás hablando con la persona correcta.
  5. No abras correos que no reconoces o sigas sus instrucciones ciegamente. Si resulta que no has pagado la luz… llama a la CFE, métete a tu cuenta en línea par verificarlo. Es más, hasta lo puedes hacer en una app.

Cualquier cosa que se salga de lo normal debe de ser una alarma: una oferta demasiado buena tal vez no sea verdad, una llamada del banco (aunque diga que es del banco) debe de ser verificada. Aquí te dejo un video en donde explicamos cómo funcionan las estafas piramidales para que no te agarren desprevenido:

Nota de Ximena Soto

Amante del cine, la literatura, la comida y la cultura pop, periodista egresada de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García con 10 años trabajando en medios de negocios, emprendimiento y finanzas personales.

Una respuesta a “¡Aguas con las estafas de pandemia!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *