Trabajar desde casa de urgencia

Home office trabajar desde casaCreo que habrá pocas personas a las que las marchas de las últimas semanas no las traigan fritas. En lo laboral puede ser una bronca tremenda, que en muchos casos se podría resolver con tres palabritas: trabajar desde casa o el famoso «home office».

Yo la verdad dudo mucho que quede algo de productividad entre el tiempo que se pierde en los traslados y la neura de que no vas a llegar al trabajo ni a otros compromisos (clases, ir por los niños -los que tienen-, juntas de trabajo, etcétera) ¿Por qué no eliminar la complicación de llegar a la oficina en días caóticos como estos?

Obviamente hay trabajos que no se pueden hacer a distancia, como por ejemplo los cirujanos, la gente que atiende el mostrador, cocineros, etcétera…, pero la mayoría de los trabajos de oficina sí. Muchas empresas podrían prepararse para  el trabajo desde casa en esas situaciones de emergencia, pertenezca o no a su cultura.

Últimamente se ha abierto el debate si el home office ayuda o no a la productividad. La CEO de Yahoo lo eliminó de sus prácticas laborales porque aunque se había visto que aumentaban la productividad en ciertas tareas, los esquemas de trabajo flexibles reducía la colaboración o generación de ideas de calidad e innovadoras, para eso es muy importante tener interacción con los otros. Pero más allá de una política generalizada, en este caso me refiero a cuando por circunstancias específicas se puede instalar por un día o semanas.

¿Qué se requeriría para estos esquemas?

– Empleados responsables y departamentos de RH con apertura. Es gracioso porque pregunté en twitter si alguien hacía home office por las marchas y tuve dos respuestas afirmativas (una era una empresaria que lo permitió en su compañía), pero el resto era algo como «¡hasta crees!» o «en mi puesto no se puede»… y lo peor es que los que decían que no se podía era simplemente política de RH, no necesariamente que la labor requiriera presencia física.

– Enfoque orientado a resultados. Si todos saben qué tareas tienen que cumplir en el tiempo en el que están en esta modalidad, los retrasos se minimizan y se puede hacer más libremente.

– Uso de la tecnología. En muchos casos hay sistemas de seguridad por el que no se puede hacer trabajo desde casa: sólo puedes entrar a los archivos desde la computadora de tu escritorio. Habría que pensar si están preparados en caso de desastre o qué planes de contingencia se pueden armar.

– Establecer formas de reportar y de interactuar. La gente hace más caso en una conferencia por Skype que si es sólo audio, probar este tipo de herramientas para mantener cohesión en el equipo puede ser buena alternativa.

– Advertir a los clientes o proveedores y ofrecer vías de comunicación alternas.

– Sugerir cómo hacer la casa un espacio más propicio para trabajar y acotar horarios de trabajo. La idea del home- office no es que acabes con dolor de cuello por trabajar en la casa, así que el tiempo que Recursos Humanos se dedica a explicar por qué no se permite por políticas de la empresa podría invertirlo en investigar estas cuestiones.

Recuerdo que en mi antigua vida Godínez en El Economista se instauró la modalidad de trabajo desde casa por la gripe porcina. Sí habían como 5 que iban a las instalaciones, pero el resto no se paraba por la redacción para evitar el contagio. Fue una semana o algo así y ni se dejó de imprimir el periódico, ni los reporteros se rascaron la panza (muchos tenían que hacer entrevistas sólo por teléfono, pero lo hacían), ni ningún anunciante se quedó sin ser atendido. Es tema de planeación.

Claro, estos temas pueden usarse en situaciones de emergencia para ampliar nuestras opciones. Adaptarse a marchas diarias por siempre no es alternativa. Toda la semana pasada escuché de familiares y amigos que deberíamos manifestarnos contra los manifestantes cuando no estamos de acuerdo, porque sólo se escucha siempre a una parte y creo que tienen razón, pero ese es otro tema.  Regresando a lo laboral ¿ustedes qué hacen para sobrevivir los días caóticos?

 

14 comentarios en “Trabajar desde casa de urgencia”

  1. Totalmente de acuerdo Sofía, creo que nos hemos mal acostumbrados a ser poco productivos entre comodidad y realidad (llámese tráfico o distancias). También creo que las empresas tienen mucho miedo de «soltar», porque nuestra cultura laboral no está bien cimentada y no en todas las empresas se dan las herramientas de trabajo y comunicación adecuada, llámense juntas efectivas, planes de trabajo, planes de crecimiento, cultura organizacional productiva y centrada en objetivos, etc.

  2. El los días caóticos me levanto mas temprano para llegar a la oficina antes de que todos salgan a las calles. Esto también me ayuda para regresar a casa a mi hora de salida y no quedarme mas tiempo para sacar las «chambitas» atrasadas.

  3. No vivo en el DF y mi camino al trabajo es pura carretera, pero hace dos meses me dio varicela y tuve que estar dos semanas «a fuerza» en casa. Eso no evitó que el patrón me hablara a tempranas horas de la mañana para preguntarme cómo entrar a una página de internet o porque se le había ido el internet. También debía revisar correos. Vi que soy más efectiva en casa, ya que no me preocupo por manejar o por convivir con la gente, me enfoco en el trabajo y punto.
    En cuanto a la pregunta de los días caóticos, en ocasiones he tenido que entrar al DF (y anexos) y me han tocado inundaciones, accidentes y marchas, así que trato de respirar hondo, mantener la calma y resignarme a aplastarme los riñones (literalmente) durante algunas horas en el coche… ah, y no hacer citas porque eso aumenta el estrés.

  4. Estimada Sofía,

    Suena muy atractivo el ‘home office’ incluso yo mismo lo aplico de forma parcial con varias de mis actividades.

    Sin embargo he conocido un par de personas que después de un par de meses de aplicarlo de tiempo completo se cansaron de estar en casa.

    Incluso terminaron buscando un trabajo presencia por que prefirieron ver gente más allá de su familia y un monitor, así como otros lugares diferentes.

    ¿Crees que psicológicamente no tenga una implicación en contra el ‘home office’?

    Saludos!

    1. Hola Rafa!
      Sí, muchísimo!
      Creo que la parte social es lo más complicado de trabajar solo o por tu cuenta. Buen tema para post.

      Saludos

  5. Independientemente de los desastres naturales o los días caóticos. Tenemos un esquema laboral que tiene que cambiar.

    Siento que somos muchos más los que trabajamos cumpliendo horas y quincenas en vez de objetivos. Tener más días de vacaciones o jornadas laborales más flexibles,haría equipos de trabajo mucho más productivos y motivados.

    Muy buen post.

  6. Una empresa donde trabajaba sufrió un incendio parcial, mi computadora y mi oficina se perdieron por completo – al igual que muchas otras ¿qué hicimos? Trabajamos 8 personas en 4 computadoras por turnos, luego con equipos prestados sobre mesas de jardín. Así estuvimos al menos 9 meses.
    Fue incómodo pero más productivo.
    En otra empresa teníamos todas las facilidades técnicas para trabajar desde casa : acceso a internet, a servidores , salas de juntas virtuales, etcétera – eso no nos hacía más productivos porque solamente nos volvía más ocupados ya que suponía la invasión del espacio y tiempo privado.
    En mi experiencia de muchos años en empresas altamente reguladas, las limitaciones crean más productividad que la libertad absoluta. El trabajo autodirigido sólo funciona cuando tu decisión es la única a considerar o cuando es absolutamente repetitivo. Alguna vez le di la opción a una madre con un bebé recién nacido de trabajar un día a la semana en la casa ¿qué tipo de trabajo hacía ese día? Pura documentación, no podía poder ver con sus propios ojos los productos sobre los que tenía que tomar la decisión.

    1. Hola Isela!
      Efectivamente tiene que ser algo planeado y funciona sólo en ciertos casos.
      Muchas gracias por compartir tu experiencia.

      Un abrazo

  7. Para los que siempre hemos estado enclaustrados en la oficina (en Sistemas) en un inicio suena bien la idea de Home Office, incluso envidié algunos amigos por eso. Ya reflexionando, sería muy aburrido estar solo frente a tu monitor sin contacto con la gente. Para mí es lo que le pone mucho interés a la vida laboral y una fuente de aprendizaje.
    También consideren que no todos tienen una casa tan grande como para trabajar sin oir gritos de los niños, la tv o el estéreo del vecino. Gracias y Saludos !!

  8. En mi empresa elaboramos cómics de distribución local. El problema que tenemos con la home office es que los ilustradores empalman los trabajos como si fuera otro de sus proyectos freelance. Cuando tenemos oficina es fácil enfocarse en resultados porque los estamos vigilando. Tiene mucho que ver con las personas con quien trabajas.

  9. Definitivamente se puede trabajar desde casa, solo es cuestión de organización y encontrar el negocio adecuado que te lleve al cumplimiento de tus metas. Saludos

    Leo Valdez

Los comentarios están cerrados.