Propuesta de reforma a las afores: ¿Qué puntos preocupan y debes conocer?

Seguramente escuchaste que ayer se hizo pública la propuesta de reforma a las afores de la Secretaría de Hacienda, en la que se incluye aumentar aportaciones, requisitos para obtener la pensión mínima garantizada y cambios al régimen de inversión.

Para saber qué podría implicar y qué preocupa platicamos con Moisés Pérez Peñaloza, especialista en retiro y bienestar patrimonial. Tú seguro lo conoces como @yo_jubilado” (¡síguelo en twitter!) y también viste su clase “¿Cuál es tu proyecto de retiro?” si te inscribiste al taller #AdultOINK.

Para Moisés Pérez Peñaloza algunas de las cosas que hay que tener en el radar sobre la propuesta de reforma a las afores son:

1.La modificación al régimen de inversión y que se pueda usar el dinero para proyectos de infraestructura, como se hacía en el antiguo régimen del IMSS.


Actualmente las afores tienen reglas muy claras de en qué pueden invertir y en qué no (el régimen de inversión), y el objetivo es que el dinero produzca rendimientos para cuando te retires.

Desde 2008 las afores están autorizadas a invertir un cierto porcentaje de tu dinero en “infraestructura” pero a partir de instrumentos financieros como Fideicomisos de Infraestructura y Bienes Raíces (FIBRAS) o Certificados de Capital de Desarrollo (CKDs).


La propuesta habla de modificar el régimen para incluir proyectos de inversión y tanto en “la mañanera” de ayer como en ésta presentación citaron como ejemplo “infraestructura”. No queda claro si a diferencia de las FIBRAS y CKDs esto implicaría infraestructura gubernamental, es decir, que puedan invertir en trenes, refinerías, proyectos carreteros, segundos o terceros pisos, hospitales…

Le preguntamos a Moisés ¿Cuál es el problema de que tu dinero del retiro se destine a este tipo de proyectos de infraestructura? Y contestó: “los riesgos del proyecto, ¿qué pasa si resulta fallido, si no genera una ganancia?”.

Moisés explica que este tipo de decisiones de inversión fue lo que causó que quebrara el sistema de pensiones del IMSS anterior, pues las reservas se usaban como caja chica: “El dinero se usó para fines que no eran generar rendimientos para poder pagar las pensiones, por ejemplo: hospitales, que generan un beneficio social pero no dinero. En el esquema de antaño el IMSS era dueño del Atlante o los balnearios de Oaxtepec. Hoy pueden ser trenes o refinerías, pero al final tu dinero para la vejez está a expensas de que el proyecto tenga retornos”.
Este es uno de los puntos a los que hay que estar más atentos cuando la propuesta se ingrese a la Cámara de Diputados.

2. El aumento en las aportaciones no se va a notar de inmediato.


Sus efectos beneficiarían a los que se jubilen dentro de 20 años porque la aportación se va a ir aumentando poco a poco de 6.5% al 15%, pero ese nuevo porcentaje aplicaría hasta dentro de 8 años.
Eso significa que para quienes ya se jubilan este año, en 3 o 5 el aumento en su pensión no será significativo.

3. El aumento a las aportaciones podría pegarle a las subidas salariales de los próximos años 


El creador de Yo jubilado comenta que dado que no se ha anunciado en la propuesta un estímulo fiscal para las empresas en ese aumento de aportaciones, es muy posible que en el momento de las negociaciones salariales si la empresa iba a subir el 7% el salario, lo que suceda es que suba el 6 y el 1% se vaya a la prestación de retiro, por ejemplo.


Otro efecto posible es que al subir la aportación del patrón muchas empresas opten por tener más gente en outsourcing o declarada ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) con un salario menor.
“Además es un error que solo el patrón aporte más porque no se está haciendo responsable al trabajador de su propio ahorro y se está propiciando una falta de cultura financiera y del retiro”, opina Moisés.

4. La reducción de las semanas de cotización para tener pensión mínima garantizada beneficiaría a los que se retiren pronto, pero luego se volvería a aumentar.


Para los que hoy son parte de la generación Afore – que empezaron a trabajar después de julio de 1997- en caso de que hayan cotizado 1,250 semanas del Instituto Mexicano del Seguro Social ( IMSS)  y en su afore no junten el dinero suficiente para recibir el equivalente a un salario mínimo al mes, el gobierno les da una pensión de un salario mínimo, que va teniendo ligeros incrementos cada año.

La reforma propone bajar el requisito de golpe casi 10 años- de 1,250 a 750 semanas de cotización- pero sólo para los que se jubilen en cuanto se apruebe la reforma y por un periodo de tiempo.

En los siguientes 10 años volvería a subir el requisito gradualmente hasta llegar a 1,000 semanas (equivalentes a 20 años de cotización), por lo que se beneficiaría con una pensión inmediata a los que se retiren pronto (coincidiendo con tiempos electorales) pero más adelante vuelve a incrementarse.

5. La reforma podría generar mayor deuda del gobierno o aumentar impuestos.


Al reducir las semanas de cotización y aumentar la pensión mínima habrá más gente que reciba este tipo de esquema por un monto mayor, por lo que el gobierno tendrá que destina mucho más dinero al monto de pensiones.
 “¿De dónde va a salir ese dinero? Sólo podrían ser más impuestos o deuda porque lo va a tener que pagar el gobierno”, se pregunta Moisés Pérez Peñaloza

6. La reforma está pensada para salarios bajos pero no hay beneficios para medios y altos.

Para Moisés la reforma está pensada para quienes tienen salarios bajos.
Por ejemplo, la pensión mínima garantizada se incrementa de 80% de un salario mínimo (3,289 pesos aprox) a un valor promedio de 4,345 pesos, que se otorgará en función de la edad, las semanas cotizadas y el salario base de cotización, pero está topada y solo puede llegar hasta el 220% del salario mínimo vigente. Si tenías un salario mucho más alto el diferencial no se compensa.

También menciona que los ejemplos que se presentaron fueron para quienes ganan de 1 salario mínimo a 5 Unidades de Medida y de Actualización (UMAS, que para 2020 es salario mensual de 13,205 pesos).
“¿Qué pasa con los que ganan más de eso? Hasta el momento no se ha incluido un beneficio fiscal (impuestos) para quienes tienen salarios más altos y también necesitan complementar su retiro, al parecer la respuesta es ´suerte, ahorra por tu cuenta´”, comenta el especialista en Retiro.


7. La baja de comisiones inmediata podría impedir la entrada de nuevas afores y que el sistema se consolide en menos jugadores.

Uno de los puntos de la propuesta es que bajen las comisiones de las afores a niveles de estándares internacionales, es decir, del 0.90% sobre saldo que cobra en promedio a 0.70 por ciento.

Si bien una reducción paulatina es necesaria y viable porque son ahorros de largo plazo (en la opinión de Pequeño Cerdo Capitalista), Moisés Pérez Peñaloza explica que puede que esto inhiba que entren nuevas afores o que las más nuevas se vendan a las más antiguas porque “no les dé el negocio” y eso pueda hacer que haya menos jugadores en ese mercado.

El tener menos empresas y menos opciones para el consumidor también puede limitar la competencia.


8. La reforma puede inhibir que se creen nuevos planes de pensiones privados (de empresas) y afectar a empleados con salarios medios y altos.


Muchas de las empresas crean planes de pensiones privados para complementar el régimen obligatorio, pero si se aumenta la aportación de los patrones es probable que dejen de destinar dinero a este objetivo. Esto afectaría a empleados con ingresos medios o los de ingresos altos que superan el tope que por Ley hay en las pensiones.


¿Cuáles son los siguientes pasos de esta propuesta de reforma a las afores?

La Reforma los Sistemas de Ahorro para el Retiro de momento es una propuesta que dio a conocer la Secretaría de Hacienda y se presentará en el periodo ordinario de sesiones de la cámara de diputados que arranca en septiembre.

Hay que estar muy pendientes a lo que pase. Amable recordatorio: en septiembre es el puente del día de la independencia, no hay que distraerse.

¿Qué puedes hacer como ciudadano para participar? ¡Escríbele a tu diputado y Senador! Puedes localizarlo con tu código postal en http://www.quienmerepresenta.com/

El retiro es un tema IMPORTANTÍSIMO de nuestras finanzas, estar al pendiente y participar es básico para nuestro “yo del futuro”. En Pequeño Cerdo Capitalista seguiremos de cerca la propuesta de reforma de las afores, así que suscríbete a nuestro newsletter y agréganos a tus favoritos del navegador.

Una respuesta a “Propuesta de reforma a las afores: ¿Qué puntos preocupan y debes conocer?”

  1. En cuanto al primer punto de inversión en infraestructura pública, ¿acaso las Afores invierten el 100% de nuestro dinero en esos instrumentos? Ya sé que no. Entonces ¿cuál es la probabilidad de tener pérdidas por esta razón si las Afores buscan incrementar ganancias al diversificar la inversión?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *