Cinco razones por las que SÍ necesitas una tarjeta (pero no alocarte con ella)

Como dicen por ahí ni muy muy ni tan tan… y ya ustedes le completan. Con las tarjetas de crédito yo no sé por qué somos tan intensotes-extremistas-locos-dañados: o de plano hay gente que las usa para todos y anda firmando hasta sus chicles a meses sin intereses o las cancelan todas de un tirón o les ponen las cruces y NUNCA JAMÁS de los JAMASESESES quieren sacar una.
Ningún extremo es bueno. Las tarjetas son solamente instrumentos y si empezamos por ahí y nos tomamos 30 minutos con el ejecutivo de cuenta para entender cómo carambas funcionan y partimos de que no es dinero gratis (ni aumento de sueldo, ni crédito ilimitado, ni Santa Claus ni el Ratón Miguelito) pueden ser muy convenientes para manejar mejor nuestros gastos.
tarjetas de crédito no se firman solas

¿Cuál es la onda con las tarjetas? Dicen las malas lenguas (AKA versión por confirmar que oí por ahí y me latió), que las tarjetas se inventaron porque había unos tipines en NY que iban a cenar a cierto restaurante casi cada semana, y como que les salía le mexicano que llevaban dentro y hacían unas super sobremesas (cómo las extraño, caray!!!).

A la hora de pagar, pues salían con que «la cuenta y un gendarme» y del «¿nos vamos?, ¿nos quedamos? ¿o mandamos por más dinero?» aplicaban el último, por lo que el señorcito del restaurante les abrió una línea de crédito, ellos firmaban y la siguiente vez que iban, pagaban (Nótese que no dejaban la cuentota hasta el fin de la eternidad sino hasta su siguiente visita ehhhhhh).

El principio no ha cambiado: tienes un periodo de «X» día a «X» día al que puedes realizar compras y luego un periodo de pago, y si no liquidas en ese tiempo pues te cobran intereses.

Normalmente el periodo de gasto son 30 días y el de pago otros 15, así que pensando que fuera la primeritita vez que usas tu plástico tienes 45 diotas para cáerle con lo que firmaste el día 1. Osea 45 días para usar ese dinero SIN costo. Pasado el periodo de pago ahí si empiezan a correr los intereses y se calculan sobre el monto que hayas dejado pendiente (así sea 1 peso).

Esto tiene varias cosas a tomar en cuenta: la primera es que los «totaleros» no pagan interés, y pues por eso como que a ellos la tasa de interés medio que les hace lo que el viento a Juárez, pero igual hay que buscar la tarjeta más barata que se adapte a tus necesidades o con los beneficios que te conviene, y la segunda es que entre más tiempo traigas cargando tu deuda más cara se vuelve, porque básicamente te estás financiando con un crédito que es más caro a medida en que más te tardas en pagar y pues esto finalmente aumenta el costo de lo que compraste si te financias poruqe estás usando el dinero de alguien más. Ni modo, es un negocio no una extensión de la orden de las Carmelitas con descalzas ¿o ustedes le prestarían indefinidamente al clásico amigo que no paga?


Teniendo esto en cuenta es básicamente una decisión personal si queremos o no que nuestra deuda suba (en
este linchable post ya discutimos por qué, pero se vale volver a sacar de su ronco pecho lo que opinen).

Ahora sí las razones para tener una
tarjeta, obvio usándola con prudencia y a nuestro favor: 1.- Hacer historial. A ver: ¿a quién le prestarías más fácil 1 millón de pesos a un amigo que le prestaste 100,000 y te los regresó puntualito o a un cuate que ni conoces? Quiero pensar que al primero, ¿verdad? Bueno pues es idéntico con los préstamos de coche o de casa. Para prestarte más lana los bancos, sofoles, sofomes, uniones de crédito, o cualquier institución de crédito necesita conocerte. Tener un historial limpio y laaaaaaargo ayuda primero a conseguir el crédito y segundo a que te lo den en las mejores condiciones. Por cierto si no has checado este año cómo anda tu historial crediticio lo puedes sacar de acá. Una vez al año es gratis. Regresando al punto, entre más chavo la tengas mejor, así sea la de tu equipo de futbol o la más básica (favor de no alocarse a la primera de cambios y correr por un PSP, Wii o lo q sea).
2.- Planeación y jineteo. Si eliges bien tu fecha de corte conforme a las cuentas claves de tu mes, tienes una quincena extra para equilibrarte y no andar super bruja los primeros 14 días del mes porque se te vienen todos los pagos y la segunda parte deahogadón. Finalmente esos 30 días son tuyos para manejarlos y si pagas puntualito ahí sí eres tú quien se beneficia. Para compras de bienes duraderos, IMPORTANTES, ÚTILES, INDISPENSABLES,VITALES Y DE LARGO PLAZO los meses sin intereses son una maravilla (nótese que es una burrada meter a 15 meses sin intereses la blusa que va a pasar de moda en 6 meses o el pavo que te tragoneaste en Navidad o los juguetes que trajo S.C. y que seguro el año que viene ya se desconchinfló).
2.- Son una escalerita. Normalmente las primeras tarjetas son más cariñosonas y básicas en sus beneficios. Conforme ven qué tan bien portado eres te van ofreciendo mejores condiciones y puede que versiones corregidas y aumentados que tienen más servicios, la anualidad es más barata, acumulas puntos, eventos especiales etc etc etc
3.- Acceso. Desde abrir una cuenta en el hospital en lo que los del seguro hacen su entrada triunfal, hasta compras en algunos sitios, la tarjeta es una llave para poder acceder a algunos servicios donde necesitas respaldo, porque obvio no vas traer cargando tu carretilla de billetes ¿o si?

4.- Control y remedio contra los de memoria de pez beta. A ver bola de Dollys ¿cómo que no se acuerdan en qué se les fueron 4,000 pesos? pues para eso sirve el estado de cuenta, a ese sí no se le olvida las chelas de «yo invito», ni los cafeseses, ni el sweater que se te pegó en la tienda etc etc… como ya discutimos que tampoco es feria y no se puede pagar toooodo con la tarjeta de CRÉDITO pues en este caso es útil combinar con la de débito y más importante checar. El efectivo se nos va como agua pero acá es más fácil ver qué carambas estamos haciendo.

5.- Seguridad. Muchas de las tarjetas tienen seguros o chunches contra fraudes o clonación (favor de checar en tu contrato si es tu caso, por si las flies), el rollo de aclaración de cargos no reconocidos y pues además no le andas abanicando los billetes en la cara a la gente, par que todo México se entere que traes 10,000 pesos en la cartera.

El diablo no está en las cosas sino en los usos, así que en lugar de sufrir las tarjetas, aprovéchenlas. Sólo hace falta conocer un poco y saber cuándo te sirve y cuándo mejor te amarras las manitas, porque ya quedamos en que nadie nos obliga a gastar. Bonita semana!!! Oink$$$$$$$$$$$$
P.D1, Nótese que hemos regresado al aclamadísimo Paint!!! jajajaja
P.D.2 Les dejo fotos del cerdito capitalista viajero ( y una en el gloriosísimo DF… snif snif)


Cerdito parrandero
Este es un cerdito capitalista yuppie-hippie-bohemio que vivía en la Condechi, al lado del Barney´s…

102_0568

Este cerdito se fue a Interlaken a quesque hacer snowboarding (AKA congelarse el trasero en la nieve de tanto sentón)…

SDC10517

Este cerdito se fue a Ginebra a abrir una cuenta de banco…

ludovico solamente

Y este vivía en Munich y todos lo querían porque estaba REsabroso jaja, bueno pero tuvo una trágica muerte por aplastamiento en un vuelo a Dublín

No te vayas a la quiebra. Sígueme

Add to Technorati Favorites

19 comentarios en “Cinco razones por las que SÍ necesitas una tarjeta (pero no alocarte con ella)”

  1. Hola Sofia!,

    Yo amo mis tarjetas de crédito… soy totalera o sea q no pago interés, acumulo puntos, tengo mis compras aseguradas y hasta he podido hacer 2 o 3 negocillos financiandome a 0% de interes por 45 días cuando para entonces ya cobre el dinero de el negocio y puedo pagarlo y quedarme con mi extra.

  2. Buenisimo pequena, y digo yoo porque no te conocí antes!!!!!!! ahoraa no tengo tarjetas, pero ya me estás convenciendo de sacarla de nuevo!
    saludillos!! y qie bonitos puerquitos!!!!!

  3. ¡Hola Pequeña!

    Coincido con los demás: muy buen post. (Por cierto, que el «polémico» de abril del año pasado, lo leí también y además de ameno resultó que no fue tan disruptivo como pintabas, jeje).

    Las tarjetas de crédito son sin duda una gran herramienta conforme las usas, y creo que vale la pena aclarar que el uso de las mismas va variando conforme tu propia vida se va adaptando.

    Un tema que a mi me complicó la operación de las mismas fue la contratación de SGMM para mis padres. Es un compromiso de pagos periódicos altos y no tuve cuidado de incluirlo en mi planeación anual así que en el primer semestre tuve que hacer «arqueología» en los estados de cuenta para entender por qué se me había elevado la deuda… Es cuestión de irse adaptando a cada circunstancia.

    Y, por cierto, ¿Cuántas tarjetas consideras que es recomendable tener? Según mi propia política son tres: una por cada uno de los operadores transaccionales importantes, y con límites de crédito acotados. ¿Qué opinas/recomiendas?

    Abrazo!

    G.

  4. Yo desde hace 2 años tengo mi tarjeta de crédito de mi tienda departamental de confianza y sí, aplico el punto número 2 porque es uffff la ondísima.

    Gracias por visitar mi blog… saludos!

  5. no=sirven=pa=nada=mejor=ahorren=no=caigan=
    en=la=tyrampa=sistemica=de=que=»tienen=
    dinero»=las=tarjetas=se=inventaron=para=
    enganiar=a=la=gente=hacerles=creer=que=
    tienen=capacidad=de=compra=mientras=sus=
    suedos=se=estancan=anios=y=los=productos=
    se=encaregecn=es=un=pinche=invento=
    capitalista=enganiapendejos

  6. Bueno acá el amigo chilangoléon ni leyó el post ni las aclaraciones, sólo el título, pero pues bueno, se respeta, cada quién es libre de usar o no usar los isntrumentso que quiera y de quedarse o no quedarse siempre con las mismas ideas.

  7. Nell: Jajaja el guey de la sonrisa bonita de atrás es un amigo brasileño (si quieres te lo presento que no está tan de mal ver y baila re bien el condenado). Él encontró al cerdito capitalista alemán, buena adquisición

  8. hace como 4 años cuando octuve mi primer tarjeta cometi todos los nooooss que existian y me endedudeee ja hasta las chanclas, ya hace 3 años ideee un plan que dos dos lo segui pero aun no le veia fin a una seguridad financiera y a dejar de pagar intereses altos por mi mala administracion, ya en los ultimos 2 años he seguido al pie de la letra mis presupuestos personales y este año puede decirse que llegue a la cuspide, ni debo y ademas estoy ahorrando, todos esos pros que dices en tu post son acertadisimos, tener una tarjeta y ademas usarla como se debe abre miles de puertas, mas en esta epoca en la que para otorgarte cualquier cosa rapido se van a tu buro, un saludo y un aplauso por este magnifico blog.

  9. Esta ves te note mas enfocada al escribir tu post… andas mas relajada verdad? Excelente la neta. Y deberías escribir un manual y publicarlo sobre esto de las tarjetas. Muchas verdades, bastante simples de entender y muy entretenido el contenido en general. A mi también me hizo reír bastante y me encantaron las fotos del cerdito viajero! (So cutes). Escribe mas así por fis! Saludos! =)

  10. En parte concuerdo con el chilangoleon, el credito en general es una forma de dar liquidez al mercado y es una forma de compensar los sueldos paupérrimos para especificamente darle cabida a productos y servicios que normalmente no adquiririamos.

    Aun así tengo una tarjeta de credito para emergencias (que en verdad si me ha salvado!) o para meses sin intereses, aun así, siempre liquido en la fecha de corte para no generar intereses (cuando compro por internet).

  11. Si entendí bien, el argumento de changoleón queda anulado con uno de los puntos mas importantes de una tarjeta: no es dinero extra !!! es decir, si lo consideran un instrumento que compensa los sueldos paupérrimos, entonces estan pensando que es dinero extra y es el punto numero uno a entender cuando las vas a usar.
    Yo antes era totalera, cuando tenía dinero :(, ahora con el negocio hay muchos altibajos en mis finanzas, aveces tengo mucho aveces no, y aveces nada jojojo, pero aún así creo que no he hecho tan mal uso de las tarjetas, y mas por que siempre he estado muy conciente que es un préstamo del que me cobrarán intereses. Como bien dices, no son hermanitas de la caridad.
    Aún así no le zacateo a las tarjetas, tengo una madre que en lugar de enseñarme labores del hogar me enseño a manejar tarjetas (chiste local)

    Sofía, muchas gracis x tus comentarios en el blog.Saludos desde acá hasta por allá !!!

  12. Hola! excelente información.
    En realidad fueron 6 razones por las que SI necesitas una tarjeta!! Cual crees que sea la tarjeta de crédito mas adecuada como mencionas aqui la mas barata que genere menos intereses o con menor anualidad?? Orgullosamente puedo compartirles que saldé deudas muy altas, hice un plan de pago y logré estar LIBRE de deudas. Ahora ahorro y llevo mi negocio por internet que es una maravilla. Aquí les comparto un post que escribí de como le hice para pagar mis deudas. Espero que les sirva.

    http://www.tienesquevermiblog.blogspot.com/2011/09/ultimamente-gente-me-ha-preguntado-como.html

Los comentarios están cerrados.