¿Qué nos depara el año nuevo? Expectativas económicas para el 2016

piggy

 

 

 

Cada año empieza como una incógnita en cuanto a qué va a pasar con la economía. Siendo honestos nadie puede predecir con exactitud cómo va a ser, pero sí hay ciertas expectativas económicas para el 2016, eventos y países a los que les deberíamos poner bastante atención si queremos tener un próspero año nuevo.

En este post les quiero platicar tanto de las expectativas económicas para el 2016 que los analistas han compartido en la encuesta de expectativas de Banco de México, como cosas interesantes que he leído por allí y en el post de mañana también les contaré de algunos pronósticos de Roberto Ruarte, inversionista y asesor de inversiones desde hace muchos años cuyo mero mole es el análisis técnico (si no saben qué es, click en este post).

Una de las cosas que he platicado con Roberto Ruarte es que la economía y los mercados no siempre se sincronizan: un año que económicamente sea un poco mejorcito, igual ni es tan bueno para la Bolsa;  en cambio, un año de caída libre de la economía puede implicar unas ganancias impresionantes… obviamente esto sería así si entraste a la Bolsa cuando estaba abajo y todos estaban bien pesimistas, y no justo cuando estaba en máximos históricos y a punto de caer. Ahí sí ¡ni cómo ayudarte!

Este post abarcará las expectativas económicas para México y el mundo en 2016 y mañana subiré un post de las expectativas para los mercados en este año.

Dicho esto, empecemos con lo macro:

La buena noticia es que el 2016 podría ser un año económicamente mejor que 2015 para México, según el Fondo Monetario internacional, porque EU se está recuperando y muchas de las economías que tuvieron broncas este año podrían tener un rebote, hay varios detonadores de crecimiento como el Acuerdo Transpacífico (lean pros y contras aquí), la ampliación del canal de Panamá y que aunque China anda por la calle de la amargura, la India anda muy aplicada y quizás tome el relevo del crecimiento y nos de un chulísimo 7% anual.

Pero la mala, es que hay riesgos -como siempre-, como:

  • Que Estados Unidos no crezca tanto como se espera, y que eso afecte tanto a México como la subida de las tasas de interés.  Las tasas de interés de EU por fin tuvieron su primera alza en diciembre (si no saben eso qué tiene que ver con ustedes, lean este post) desde que la Fed las puso en un rango de 0 a 0.25% por la crisis del 2008. Esto por un lado implica que los inversionistas sigan en modo “pago por ver” por las tasas de interés y por otro que siga el nerviosismo en los mercados.
    Por ahí leí en Bloomberg que aunque el plan de Estados Unidos es hacer 4 subidas de la tasa de interés, quizás cada una de .25% con lo que quedaría entre 2.25 y 2.50% anual. La cosa es que como todavía su crecimiento e inflación no están así que tú digas muy vigorosos, los mercados sólo esperan que EU suba las tasas de interés dos veces (Y si ellos no suben tasas, los demás países tampoco). Las tasas de interés afecta tanto a lo que pagan las inversiones de renta fija (bonos, títulos de deuda de corto plazo tipo cetes o pagarés bancarios), como al costo del crédito.
  • Que los bajos precios del petróleo nos podrían seguir complicando la existencia. Los analistas dicen que podrían tener un rebote pero luego caer fuerte de nuevo. Acuérdense que una de las principales fuentes de dólares de México es el petróleo, así que si sigue bajo, sufrimos y el peso se va a tardar más en recuperar.El consuelo del tema es que el programa fiscal para el 2016 tiene garantizado un precio promedio para la mezcla de crudo de exportación mexicano en $50 dólares por barril, frente a los $30 y cacho dólares actuales, así que no le va a pegar tan duro al presupuesto y quizás no se recorte tanto el gasto del gobierno en los próximos doce meses. Como hemos estado bien lentos con el tema de infraestructura en este sexenio, tener presupuesto es muy importante para tener una herramienta para impulsar a la economía (¡claro! si se ejerce y se ejerce en lo que se debe).
  • Que en general los precios de los commodities o materias primas (oro, petróleo, granos) van a seguir bajos.
  • Que siga el nerviosismo en los mercados y ésto siga afectando a las monedas de mercados emergentes como México. Cuando la gente tiene miedo se refugia en dólar y oro, y sale de los emergentes. El principio de año fue de mucho “meyo” justo por las caídas de la Bolsa en China y el petróleo, así que mientras sigan así vamos a ver niveles altos en el dólar.
  • Que China va a seguir en broncas y al ser uno de los grandes motores de la economía puede afectar al crecimiento del resto del mundo. A México le afecta más lo que pase en EU, que en China, porque les vendemos más a los vecinos del norte que a los taka takas, pero no es el caso de Brasil o Argentina, que le venden muchas materias primas. De todos modos, como la economía está tan interconectada en todo el mundo tampoco es como para despreocuparse de lo que pase por allá.
  • Que varios países en America Latina van a tener un año de la patada, como Brasil – con todo y sus juegos olímpicos-, Venezuela o Argentina. De hecho México y algunos del caribe son de los países que más va a crecer en la región.
  • Y pues que siempre hay factores sorpresas.

¿Y las expectativas económicas para México?

La última encuesta de expectativas de los especialistas en economía del sector privado de Banxico incluye los siguientes pronósticos:

  • El 2015 quizás haya cerrado con un crecimiento de la economía o Producto Interno Bruto (PIB) de 2.5%, y los pronósticos de crecimiento para 2016 van desde 2.74 a 3%, así que si le atinan, va a estar de ligeramente mejor a mejor. Éstos son pronósticos de economistas, no metí el de la secretaría de Hacienda porque empiezan con un número y nomás le van rebajando conforme avanza el año.
  • La inflación va a andar un poco más altita que en 2015: 3.32% anual. Importante este numerito porque si quieren que su dinero mantenga su valor necesitan obtener eso o más con sus inversiones.
  • Los analistas esperan que la tasa de interés de los cetes a 28 días cierre el 2016 con 4.02%  (ahorita anda en 3.15%)
  • Y en diciembre, mes de la encuesta, consideraban que el dólar cerraría el año en 16.79 pesos. Obviamente no nos había dado el sustito de la semana pasada, pero la teoría en general es que va a seguir habiendo nerviosismo, podría incrementarse conforme se ajusten las tasas de interés de Estados Unidos y si siguen las caídas en la Bolsa y el crecimiento de China, pero una vez que se normalice el tema  de las tasas  el tipo de cambio podría volver a bajar. Quizás este año, quizás el próximo.
    Si tienen duda de qué hacer justamente con el dólar, lean este post y este otro.
  • La encuesta de expectativas económicas para 2016 completa la pueden leer aquí.

Como ya me extendí un poquillo, la segunda parte de qué espera Roberto Ruarte (@Roberto_Ruarte) que pase con el oro, las bolsas, el petróleo y demás, los voy a publicar en un post mañana, así que estén pendientes.

¡Bonita semana para todos!

Otros posts que pueden interesarte:

Un comentario en “¿Qué nos depara el año nuevo? Expectativas económicas para el 2016

  1. Ya viste como esta cerrando el dolar? está de miedo…. =(
    Estaba por comprar Cetes, que me recomiendas???

Los comentarios están cerrados.