¿Quieres vencer a la competencia? Aprende a contar historias

¿Quieres vencer a la competencia? Aprende a contar historias 

Puede que por fin te dieran la entrevista para el trabajo de tus sueños o que tengas un gran producto que quieras que se venda como pan caliente, si quieres vencer a la competencia hay algo básico que tienes que aprender a hacer: contar buenas historias.

Y eso suena fácil, pero no lo es tanto. Podemos caer en parecer anuncios parlantes y que nuestra audiencia -llámese el reclutador, cliente o potencial aliado-  muera de aburrimiento o te descarte antes de siquiera oírte.

Por eso hoy quiero contarte de los consejos que le dio Kevin J. Daum, columnista de Inc. Magazine , a la comunidad del Pequeño Cerdo Capitalista para contar mejores historias y vencer a la competencia, durante el último seminario Scaling Up (el próximo es en septiembre).

Empecemos con este video que tiene una idea y un consejo que resumen perfecto lo que hay que tratar de hacer:

Ok, “el que no cuenta, no vende”, como diría una de las integrantes del equipo PCC, pero ¿cómo le hago para que mis historias no suenen a anuncios? Ahí les van los consejos de Kevin:

– Evita empezar con “Yo”. No hay forma más fácil de que te cataloguen de aburrid@ y arrogante que si te centras en ti. La historia que cuentes debe tratarse de una persona, situación o dato cuyo personaje central no seas tú o al menos no empiece contigo, aunque al final tú seas quien haya resuelto el conflicto.

En las entrevistas de trabajo es típico que te pregunten tus cualidades y ejemplos de situaciones en las que las has aprovechado ¡aprovecha para contar una historia!

Por ejemplo: quizás seas un gran diseñador o tengas un gran despacho de diseño, pero contar: “Le hice un logo increíble a una pastelería y gracias a mi diseño ahora tiene 3 sucursales” es como ah ok con el “yo-yo”.

En cambio, puede ser más interesante si cuentas que había una señora que hacía unos pasteles deliciosos en tu colonia pero que tenía un logo espantoso y en la pastelería no pasaban ni las moscas, que un día le propusiste cambiar la imagen, la señora optó por algo más moderno y apetitoso, empezaron a haber colas de toda la manzana y fue tanta la demanda que la señora tuvo que abrir otras dos sucursales.

Es la misma historia, pero centrada en la situación y la persona y no en ti, con más detalles y que te deja igual de bien o incluso mejor. Sigue siendo autopromoción pero sin exagerar.

Manténlo corto. Si eres de las personas que da miles de detalles, ¡gobiérnate! Eso puede ser muy interesante para tu pareja o familia pero no para el campo laboral. Házlo breve y sustancioso. “Lo bueno, si breve, dos veces bueno”, decía Baltasar Garcián.

– Crea una conexión. Seguramente no es que tengas una única historia profesional. Debes tener muchas anécdotas en tu haber y algunas pueden funcionar mejor o peor, dependiendo de a quién se las cuentes, pero sobre todo dependiendo de si has logrado que la historia tenga un vínculo emocional, le sea familiar o significativa a quienes se las estás contando.

Como diría Kevin (con un poco de licencia literaria) “Es más fácil mandar a volar a la gente con la que no tienes una apuesta emocional ni con ellos ni con sus argumentos”.

Busca ese punto en común que te pueda ayudar a conectar con un lazo emocional y objetivos comunes.

– Estructura clásica. Sí, puede que seas un genio del teatro experimental pero si se trata de vender tu perfil laboral o tu empresa con una historia Aristóteles nunca falla:

  • En el principio cuenta qué pasa o de qué se trata la historia
  • En la mitad plantea un conflicto
  • Al final da una resolución.

– Practica y pule. Cuenta historias y observa la reacción de la gente. Si querías que se entusiasmaran y los aburriste más que un brócoli, quizas debas hacerla más corta, tener un chistorete (u omitir el chistorete si es de pastelazo), elegir otra historia que te haya pasado, etcétera… El 99.99% del éxito en esta vida es la práctica.

Si les interesa leer más consejos de Kevin Daum pueden checar sus columnas en Inc y en este link consiguen su libro.

Ya tengo la historia para vencer a la competencia ¿cómo la presento?

El contenido siempre va a ser el rey, pero presentar bien ¡ayuda muchísimo! Si te da pánico escénico cada vez que estás en una entrevista, reunión, presentación o anexo, estos consejos de Tania Pimentel, fundadora de Pechakucha en la Ciudad de México, te pueden ayudar.

En este video nos cuenta Cómo vencer el miedo a hablar en público y qué deberíamos saber de la audiencia:

 

Aquí nos cuenta los principales errores que cometemos al presentar:

 

Todas las semanas hay un nuevo video en el canal de YouTube del Pequeño Cerdo Capitalista. Suscríbete para que no te los pierdas.

Espero que estos consejos les sirvan para hacer crecer sus proyectos y vencer a su competencia y recuerden que tenemos muchos contenidos tanto para su carrera como para su empresa.

 

2 comentarios en “¿Quieres vencer a la competencia? Aprende a contar historias 

  1. Hola yo se que mi pregunta no tiene nada que ver con el post pero ya que Google me a fallado vine a pedir ayuda a la experta! Puedo cobrar interés a una empresa por un pago que hice y de un trabajo que nunca se me realizó? Y si es así cuanto puedo cobrar por interés? Espero puedas ayudarme Sofía muchas gracias por leer.

Los comentarios están cerrados.