Hasta que la bancarrota los separe…

Esta semana fui a Dublin a encontrarme con Descafeinada, mi adoradísima amiga desde la prepa (ya llovió) y a la que fui al viaje de este post por Uruapan, y pues obvio surgieron los updates de en que andan nuestros cuates y no es por balconeaaaaaaaaaar pero uno ya ni la amuela, no se casó con una chica (hasta ahorita sólo viven juntos), pero sí con sus deudas!!!!

Es el tercer caso que escucho de canchancán-canchanchana que quiere salvar a su damisela-damiselo en desgracia de las consecuencias de su manirrotez y creer que la tarejta de crédito es un aumento de sueldo, cuando es en realidad un instrumento para aplazar los pagos y poder planear compras importantes.

Y ustedes dirán ¿y entonces qué se hace en esos casos? ¿Lo dejamos botado y que se rasque con sus propias uñas? Pues sí y no al mismo tiempo.

Lo primero que hay que entender es que las deudas que se contraen en solitario son de cada quien, por mucho amor y generosidad que haya en tus bolsillos, a la larga no es tu bronca (ya si se endeudan juntos ya es otra cosa), pero más importante aún salir al rescate sin que la otra persona neta tenga que enfrentar su espirítu despilfarrador, lo único que va a hacer es que la próxima vez lo que tengas que pagar sea más grande.

Pagar una deuda es un aprendizaje muy importante tanto en el sentido de responsabilidad como para dimensionar cuál es nuestro poder adquisitivo. Al ayudarlo y resolverle sin que él-ella tenga que hacer nada, le estas quitando ese aprendizaje y estás firmando un cheque en blanco de las cuentas que vendrán.

Eso es por el lado de neta sí es su bronca y déjalo(la) que resuelva, pero por el lado del no, lo mejor que puedes hacer para ayudar es echarle la mano con hacer un plan de pago. Siéntense a hacer un presupuesto, a ver a qué le tiene que recortar e incluso a investigar si negocian con el banco qué es lo que pueden conseguir (para lo de la negociada, hay una guía en la página de Condusef, ellos ya no hacen renegociaciones pero hasta abajó están las 10 recomendaciones), Y MÁS IMPORTANTE AÚN qué va a cambiar para no volver a caer en lo mismo.

Ya si él-ella se ajustó, buscó como pagar, negocio con el banco y aún así no alcanza pues PRESTAR (que no regalar) una lana es aceptable (pero con V de vuelta, porque si no volvemos al punto de que nomás no aprendemos).

Muchas relaciones se contaminan por este tipo de problemas , porque finalmente el dinero se vuelve un medio de control o chantaje, genera ataduras que no son sentimentales y bastantes malos entendidos, y hay muchas ayudas no monetarias como motivar, orientar y echar porras que a la larga puede retribuir, así que antes de pensar en ser el caballero andante y su flamante chequera o wonderwoman traten de hacer que su gastalón aprenda a controlar su firmitis, porque en caso extremo hasta pueden acabar ustedes como los endeudados sin deberla ni temerla.

No sé si mi estimado amigo se tropiece con este post, si es así espero no se ofenda por el balcón, pero sobre todo que le llegue la indirecta. Un abrazo de principio de año a todos y mándenme una rosca de reyes por Fedex ¿no? No sean gachos. Oink$$$$$$$$$$$$$!!!!!!!!!!!!!!!

No te vayas a la quiebra. Sígueme

Add to Technorati Favorites

6 comentarios en “Hasta que la bancarrota los separe…

  1. Hola Pequeña Capitalista,

    Yo ya aprendí de eso, cuando le prestaba dinero a mi novio (con el que por cierto tampoco me he casado pero vivo con el y sus deudas) y no me lo pagaba me quedaba con un corajeeeee!!!! Ya lo estoy educando y aunque de vez en cuando le tengo que echar la mano otra vez ahora le doy un plazo límite y le cobro, y ya hasta me paga puntual!!! jeje

  2. me encanta tu blog, este año me meti a un fondo de inversion en profuturoGNP, espero todo salga como me lo plantearon, soy nueva en esto y pedi me quitaran de mi nomina el dinero para no estar batallando con que quede o no en la fecha acordada.

    saludos

  3. Ja ja ja “firmitis”, gran dianóstico!

    Definitivamente el tema del dinero es siempre el más espinoso y necesita hablarse, hablarse y hablarse siempre que cambien las condiciones de las cuentas, gastos, deudas y ahorro.

    Ya estoy preparando el post que me pediste y creo que va a quedar lindo.

    Feliz año!! Un beso grande

    Simone

  4. jajajajaja, pues hasta me acordé que a un ex le dí una tarjeta adicional, porque pobrecito el no tenía luego tronamos y me quedé con la deuda!!!!!! y la tuve que pagar, no era mucho como 8mil pero pues es lana que yo no me gasté! Ni hablar, para que se me quite lo dadivosa y pen….. verdad? jajaja ay ya me desahogue1!!! jamás de los jamasesss mezclar amor con lana!
    Besos pequena!

  5. Yo con mi futura esposa estamos igual, esta hasta el hoyo en deudas y a veces le he tenido que prestar para comprar despensa o pagar algun servicio, aun que bueno. Nunca me regresa el prestamo.

Los comentarios están cerrados.