¿Servirán las reglas para los Cooobrones?

Hoy en la mañana me llegó un simpático correo de la Condusef en el que me informaban que ahora sí las agencias de cobranza (Sí, esas que te hablan a tu casa y amenazan con que van a meter hasta tu abuelita al bote si no pagas el cuentón que debes de la tarjeta) ya se van a portar bien.

El punto es que la Apcob, asociación que agrupa a esos “amabilíismos señores”, ratificó un convenio de coaboración y un código de ética con la institución gubernamental citada.

El bendito convenio dice que los tipines de cobranza de inicio cuando te llamen deberán de identificarse, evitarán usar lenguaje obsceno o palabras altisonantes (¿por qué no le ponen mentadas o groserías, ni que estuviéramos en la primaria?), “pues las llamadas deberán hacerse para negociar el pago de deudas y no para molestar o amenazar”.

Otro de los puntos dice que tampoco podrán engañar a los deudores asegurándoles que de no saldar su deuda serán privados de su libertad, sujetos de demanda o notificaciones judiciales, o incluso que se ha iniciado un juicio en su contra, si dichos señalamientos no son ciertos, además, en el código se prohíbe la utilización de formas o papelería que simulen instrumentos legales, entre otras medidas.

A mi todo esto me parece muy bien, excepto porque si están RATIFICANDO algo es que una de dos: o sólo funciona por ratitos o antes no funcionaba.

Las sanción parece del los boy scouts: “En caso de que algún miembro de la Apcob viole este código, las quejas recibidas serán turnadas a su Comisión de Honor y Justicia, quien será la encargada de realizar una investigación e imponer sanciones en los casos debidamente fundados, motivados y documentados, las cuales pueden ir desde una amonestación hasta la expulsión” (Ay si, córtalas córtalas).

El punto de este convenio creo que no es lo que les digan o no a los de cobranza que tiene que hacer, sino que papelito habla, así que ahí están los derechos de los deudores en el sentido de que sin importar si ya debes ochomil millones de dólares te tiene que hablar bonito para que pagues.

Aunque la sanción sea una vacilada el que sufra por un cobrador gandalla debería ir a la Condusef a reclamar porque no con papelitos, sino con verdaderas quejas y protestas, es como se educa al sistema financiero y sus aledaños.

Que tengan un gran fin de semana y de paso contesten la encuesta que ya por fin cambié. Oink$$$$$$$$$$$!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

No te vayas a la quiebra. Sígueme

Add to Technorati Favorites

6 comentarios en “¿Servirán las reglas para los Cooobrones?

  1. ¡Yo trabajé en un despacho de cobranza!! jajajaja, cuando estudiaba y así costeaba la escuela, de verdad que algunos compañeros sí eran bien manchados, le decían a la gente cosas como : “prepare sus maletas sr., porque lo vamos a embargar” o “¿cómo puede ver a sus hijos a la cara ahora que debe $xxx? ¡eso es robar!” y demás mentirillas que molestaban. Pero la verdad es que a veces los dulces morosos eran medio cínicos y decían “pues sí me gasté todo eso, pero yo nunca les dije que me aumentaran la línea de crédito, si quieres te regreso las cremas que me compré” jajaj, sinceramente yo nunca usé esas tácticas chafas de amedrentar e insultar, de hecho me acuerdo que el primer día de trabajo quería salir corriendo de ahí!!
    En fin, qué bueno que estén regularizando esos negocios porque muchas veces no reparan en lo serio que puede ser que una persona con x problemática sea hostigada con llamadas cargadas de insultos y amenazas.
    ¡¡¡saludos!!!

  2. SI debo a una escuela de ingles y la misma me llama desde su departamento de cobranza incurre en alguna falta a esta ley? Porque hasta recibio una llamada mi jefe, mi esposa y mi gato muerto?

    Se puede hacer algo?

    Gracias!

  3. Hola Sofí,

    ¿Sabes si ya se aprobó la ley? A mi casa hablan a todas horas, en especial en la madrugada, el punto es que nadie en mi casa debe a la compañía que marca.

Los comentarios están cerrados.