Repatriación de capitales a México: incentivos fiscales para invertir en nuestro país

Repatriación de capitales a México: incentivos fiscales para invertir en nuestro país

Por Ximena Soto

 El gobierno federal implementó un incentivo fiscal que permite a mexicanos pagar sólo 8% de Impuesto Sobre la Renta (ISR) en lugar de 35% si invierten en México el capital que tenían en otros países.

Eso significa que, si tu tenías dinero invertido en un banco Suizo, lo puedes transferir a uno mexicano y pagarás mucho menos impuestos. Esta medida que se tomó para asentar un poco la volatilidad económica del país a principio de año, tiene condiciones:

  • El capital que inviertan en México deberá quedarse invertido por lo menos 2 años.
  • El capital deberá invertirse en actividades productivas que propicien el crecimiento económico del país.
  • Sólo podrán beneficiarse las personas físicas y morales residentes en México y las residentes en el extranjero con establecimiento permanente en el país.
  • El capital estuvo fuera del país hasta el 31 de diciembre de 2016.

Hasta el 19 de julio, la fecha que el gobierno había establecido para la repatriación de capitales, habían regresado al país más de 70 mil millones de pesos. Para ampliar este beneficio y generar más inversiones, diversas autoridades como la Asociación de Bancos de México (ABM), la Asociación Instituciones Bursátiles (AMIB) y la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) pidieron una prórroga así que la fecha límite para aprovechar este incentivo es el 19 de octubre de 2017.

 ¿Quiénes pueden aprovechar el incentivo?

 Todas las personas morales, físicas y aquellos que entran en el régimen fiscal Preferentes y de las empresas multinacionales pueden traer sus inversiones a México, siempre que cubran las especificaciones mencionadas.

Además, para que los inversionistas puedan acceder a ese incentivo, el capital deberá estar destinado para:

  • Adquisición de bienes de activo fijo deducibles de la actividad del contribuyente/inversionista.
  • Compra de terrenos o construcciones en el país.
  • Proyectos de investigación y desarrollo de tecnología.
  • Pago de pasivos relacionados a contribuciones o aprovechamientos, así como pago de sueldos y salarios derivados de la prestación de un servicio personal.
  • Inversiones en México a través de instituciones de crédito o casas de bolsa.

Algo importante es que el pago del 8% del ISR deberá ser cubierto en 15 días posteriores a la repatriación del capital. Para hacerlo, primero deberán presentar una Declaración del ISR por ingresos de inversiones en el extranjero retornadas al país a través del portal del SAT sin deducciones y presentar un Aviso de destino de ingresos retornados al país a fin de año, como máximo.

De acuerdo con Israel Castro, contador en SI Castro Consultores, la principal ventaja para las personas que repatrían su capital, además de pagar menos impuestos, es que no se enfrentan a ninguna objeción legal por no haberlo declarado en años anteriores. También estarías ayudando al crecimiento económico del país.

Por otro lado, los inversionistas deben de tener presente que no pueden sacar sus inversiones a proyectos productivos antes de dos años pues tendrían que pagar el impuesto completo en ese momento. Además, si un inversionista decide repatriar su capital en su propia empresa, aumentaría su capital interno, lo que significaría que la repartición de utilidades a los trabajadores sería más alta.

Todavía tienes tiempo para tomar la decisión de traer ese capital si lo tienes fuera del país. Asesórate con tu contador para que puedas meter los trámites necesarios con tiempo y aprovechar esta oportunidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *