No te enrolles con los fondos

Escena clásica: llega el “H” asesor de fondos al cual llamaste después de haberte hecho bolas con 5 o 6 compañías, que te recomendó tu cuate o que elegiste de tin marín. El trajeado sujeto empieza a expulsar a 100/hr palabras como “renta variable”, “fondo de cobertura”, “interés compuesto”, “rendimiento histórico”, y una de dos o terminas mareado y le das la lana tras persignarte para que todo salga bien o te zambute un fondo que era como la promoción del mes y al final del año no sabes si ganaste o perdiste.

Ése es el camino difícil, pero el más fácil es hacer las cosas a TU modo: díle para qué quieres el dinero y cuándo piensas utilizar cada cantidad, porque en realidad son los únicos factores que importan para decidir qué instrumentos son los adecuados para ti.

En términos generales puedes catalogar las metas o necesidades en corto, mediano y largo plazo: entre más pronto vayas a usar el dinero menos arriesgado tiene que ser en lo que lo inviertas.

Los instrumentos tienen tres variables que te deben importar:
– liquidez : cáda cuánto puedes disponer de tu dinero.
– horizonte:cuánto tiene que estar invertido para que tu dinero de lo más posible con el menor riesgo.
-rendimiento: que es cuánto dio en el pasado, que aunque no es una garantía de lo que pasará en el futuro te da una idea de qué tal es.

Digamos que tienes 10,000 pesos y que en seis meses vas a comprar un boleto de avión que cuesta 5,000 pesos, quieres dejar 3,000 para emergencias y 2,000 no los vas a usar por lo menos en los próximos 2 años. Puedes invertir en corto, mediano y largo plazo.
Para los 3,000 necesitas un instrumento de liquidez diaria, y entonces lo más lógico es que te ofrezcan un fondo de deuda que da aprox 3 o 4% de rendimiento, está bien porque es más que el banco pero tampoco que tú digas WOW, pero es lo que se paga por al disponibilidad.
Para los 5,000 necesitas algo seguro, del que puedas disponer en 6 meses, que puede ser un fondo de mediano plazo que de 6 por ciento.
Como los 2,000 no los vas a usar ahorita puedes meterlos a un fondo de mediano a largo plazo, como uno que invierta en Bolsa, que pueden dar entre 11 y 30%, según el año.

Puede sonar complicado, pero todo se reduce a tener claras las metas financieras que tienes y respetar los tiempos de inversión de cada instrumento, tú cuéntale eso a tu asesor y seguro él podrá traducirlo al fondo adecuado, en vez de perder el tiempo con tecnicismos. Oink$$$!!!

No te vayas a la quiebra. Sígueme

Add to Technorati Favorites

2 comentarios en “No te enrolles con los fondos

  1. Me gusta lo que haces, sabes lo que dices y lo explicas de la mejor manera… esa parte de ti es muy divertida porque las cosas las haces ver muy sencillas, Felicidades amigo buen blog.

Los comentarios están cerrados.