¿Me convienen los créditos mancomunados?

Por Ximena Soto

¿Estás pensando comprar una casa con tu pareja o familia? Los créditos mancomunados son mecanismos que permiten que las personas que están comprando un inmueble, sumen su crédito con otra para comprar un lugar más grande.

Infonavit, Fovissste y todos bancos tienen este tipo de préstamos, en los que la deuda es compartida por dos personas, que también pueden acceder a créditos mixtos entre las entidades de ahorro para la vivienda y los bancos, para aumentar la capacidad de compra.

De acuerdo con cifras de la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF), durante los últimos siete años, el precio de las viviendas en todo el país incrementó alrededor del 40% lo que hacen difícil la opción de compra para la nueva generación económicamente activa. Es por esto que las estadísticas del portal inmobiliario Lamudi muestran que el 50% de los millennials prefiere renta sobre compra de un inmueble.

Pero ¿cómo funcionan los créditos mancomunados? Los coacreditados unen el ahorro de su subcuenta de vivienda y su capacidad de endeudamiento para obtener un crédito mayor en la compra de una casa. La combinación de créditos se puede dar entre matrimonios, concubinos, ascendientes y descendientes, o sea padres e hijos.

Cada institución ofrece distintos productos de créditos mancomunados. Isela Muñoz, autora del blog El Peso Nuestro de Cada Día, dice que es muy importante comparar estos créditos entre sí y solicitar a la institución que te expliquen las tablas de amortización de cada crédito para que sepas cuánto pagarías y por cuanto tiempo.

¿Estás listo para un crédito mancomunado?

De acuerdo con Fernando Soto-Hay, director general de Tu Hipoteca Fácil, el crédito que más te conviene, solo o mancomunado, es el que está estructurado en pesos, en un lapso de 15 años y a taza de interés fija, checa este video:

 

Isela Muñoz, nos dio unos tips para tener en cuenta antes de contraer este tipo de deuda:

  • Los coacreditados de relación conyugal deben ser una pareja consolidada para reducir las posibilidades de divorcio.
  • Los créditos mancomunados deben usarse para reducir la deuda inicial con la unión del ahorro de sus subcuentas de vivienda, no para acceder a un crédito más grande del que puedan pagar.
  • La propiedad debe estar dentro de las posibilidades de pago de cada coacreditado -no más del 30% de sus ingresos mensuales individuales- para evitar el sobreendeudamiento.
  • Tener en cuenta que si uno pierde el trabajo, el coacreditado deberá ser capaz de cubrir las mensualidades completas.
  • Considerar previamente que harían con la propiedad en caso de separación (en caso de matrimonios). Lo recomendable es que se venda la propiedad y el dinero se divida en partes iguales.

¿Qué necesitas para acceder a estos créditos?

Como cualquier otro crédito, debes tener un buró de crédito positivo, buen historial crediticio y no estar sobreendedudado, además que comprobar la estabilidad financiera de ambos acreditados.

No olvides que en caso de fallecimiento de una de las partes, los seguros de vida que se contratan con el crédito pagan la totalidad de la deuda de ambos y que en caso de desempleo el contrato tiene cubiertos de cuatro a seis meses de pagos caídos mientras el acreditado consigue trabajo.

Algo importante cuando quieras contratar este tipo de crédito es que te acerques a instituciones financieras reguladas como los bancos, ya que con las entidades comerciales como autofinanciamientos y Sofomes se corre el riesgo de que la empresa desaparezca y no tengas la certeza de quién asumirá tu deuda y las condiciones de la misma.

Y por último, si quieres lograr que tu pareja también se ponga a ahorrar para sus metas, aquí te dejo este video:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *