Pequeño Cerdo Capitalista

La bella durmiente del banco…


Había una vez una princesita que trabajaba como maestra de inglés de primaria (sí, con
jumper y todo) cuando salió de la prepa.

Soñaba con irse de mochilazo con otras princesas de reinos vecinos.

Ahorro y ahorró hasta que su tarjeta de débito de nómina en un año llenó (con 19,800 pesos porque el Papi de la princesa le iba a pagar el boleto de avión, y seguro los tíos y tías de la realeza se iban a mochar con unos euritos).
La princesa se largó 40 días a Europa y vivió CASI feliz para siempre… Hasta que se dio
cuenta de que si hubiera sido más lista con sus ahorros habría comido
menos en McMugres, hubiera comprado más botitas de chica condechi, habría
dormido en mejores hostales o le hubiera alcanzado para unos días
más…

A decir verdad si la princesa hubiera sido menos zonza en lugar de dejar literamente “durmiendo” su dinero en la tarjeta de débito, donde le daban 2% de interés al año (que en realidad es -1, si le descuentas la inflación) y lo hubiera invertido en un fondo de inversión o incluso lo hubiera metido a su afore, al menos hubiera tenido 1,400 pesos MÁS, en vez de 200 pesos MENOS, porque ganó 20,000, pero entre comisiones, la pérdida de valor y los bajísimos rendimientos se convirtieron en 19,800.

Igual no suena a mucho, pero 100 euritos más, definitivamente hubieran sido un paro.

El error de la princesa es el más BÁSICO de todos los que empiezan a trabajar y no son ITAMitas o financieros en general: a veces están ahorrando para algo que comprarán o gastarán en más de 6 meses, periodo suficiente para invertirlo en una afore o en un fondo de inversión o ya de perdis en un pagaré, y lo tienen en la tarjeta de nómina, que no les da a ganar, cuando con cualquier otra opción por lo menos les generaría de 5% a 13% en un año.

Además de que la princesa le regaló harto dinero al banco, -que jineteo su lana tooodo ese año-, si el cuento hubiera sido en verdad manchado, un villano le podría haber robado su tarjeta de nómina y bye bye viaje, o por lo menos una super odisea para recuperar el dinero.

No sean zonzos, no dejen que sus ahorros sean los bellos durmientes del banco… a menos que parte de su emoción de irse de mochilazo sea andar de cenicientos (antes de conocer a la hada madrina), en cuyo caso, mejor regálenmelo a mi!!!

P.D En la próxima entrada les cuento como se puede usar a la afore de fondo de inversión y sacar la lana cada 6 meses, con rendimientos de 8, 9 o hasta 11 por ciento.

P.D.2 Agradecimiento especial a mi hermano que hizo la ilustración en Paint cuadro por cuadro (la princesa si es de la ilustración de un cuento que dibujó alguien más).

Hasta la próxima, Oink $$$$!!!!

No te vayas a la quiebra. Sígueme