El Fraude de Foodies en crowdfunding: otra razón por la que urge regular

¿Se acuerdan que hace unas semanas les decía que tuvieran cuidado con el tema de inversiones en crowdfunding (plataformas de fondeo colectivo) porque aún no estaba regulado? Pues al parecer ya surgió la primera estafa del sector: el fraude de Foodies.

Foodies era un proyecto de entrega de insumos para restaurantes que hizo “equity crowdfunding”, es decir, vendió acciones para levantar capital, a través de la plataforma colectiva Fondeadora.

Fondeadora en un principio se dedicaba al crowdfunding de recompensas pero de manera cerrada también le empezó a entrar a equity.

Justamente por ser un sector nuevo, porque aún no se contaban con regulación para proteger al inversionista, definir cuáles son los títulos adecuados que protejan sus inversiones  y cómo manejar esta captación de dinero para que nadie huya con él, en México no está permitido andar levantando capital públicamente.

En México sólo pueden invertir en capital de riesgo inversionistas calificados, que puedan hacer un análisis a fondo de la empresa y cuya inversión no represente un gran porcentaje de su patrimonio, por el riesgo que conlleva.

Teóricamente Hacienda iba a sacar la regulación para las empresas de crowdfunding en septiembre u octubre de este año, ahora la aplazó hasta 2017 pero pues la realidad los alcanzó: Foodies levantó casi 1 millón de pesos por medio de equity crowdfunding y luego se les desapareció a los inversionistas, de acuerdo con esta nota de Expansión.

Las empresas de crowdfunding y muchas de #fintech no son instituciones financieras y aún no hay reglas de qué vehículos deben utilizar cuando reciben dinero de los inversionistas para que la operación sea transparente (algunas le han sacado la vuelta utilizando mecanismos de prepago y otras proponen fideicomisos), tampoco hay contratos, títulos de crédito u otros documentos legales estándar para los inversionistas.

Todas las inversiones tienen un riesgo, pero es muy distinto saber que puedes perder tu dinero si el negocio falla, que si alguien desaparece con tu inversión, como el fraude de Foodies. Para evitar este tipo de incidentes es mejor esperar a que salgan las reglas y sepas cómo va a estar protegido tu dinero o si le quieres entrar que sepas cuál es el esquema legal que te protege. Papelito habla.

El caso es una pena porque realmente hay empresas buenas que pueden encontrar en el equity crowdfunding una fuente de financiamiento e inversionistas que podrían diversificar su portafolio (solo una parte) para buscar mejores rendimientos, pero esto genera mucha desconfianza.

Por otro lado Fondeadora en su parte de recompensas ha tenido proyectos increíbles y quizás si aún no tenían la infraestructura legal y mecanismos de control que protegiera a los inversionistas no debieron entrarle a equity aún.

Espero que ustedes no hayan sido de los afectados, pero si sí, en un post de medium el director de Fondeadora dijo que ya presentaron una denuncia contra Foodies, que colaborarán con las autoridades y ofrecerán asesoría legal y apoyo a los inversionistas en dicho proyecto.

Si tienen más información del caso por favor compártanla para mantener al tanto a la comunidad de Pequeño Cerdo Capitalista y ¡cuiden su dinero!

4 comentarios en “El Fraude de Foodies en crowdfunding: otra razón por la que urge regular

  1. Lamentable situación. Uno como inversionista debe de buscar seguridad jurídica además del beneficio económico, independientemente de la plataforma que nos ayude a invertir.

    Ojalá la regulación no tarde tanto.

  2. Urge una legislación para las plataformas de fondeo colectivo (crowdfunding) que incentive a estas nuevas empresas, pero que al mismo tiempo proteja a las partes. Aunque todo parece indicar que la autoridad lo que quiere es restringir el desarrollo de estas plataformas que ya comienzan a ser una amenaza para el stablishment.

  3. Hola, hago el disclaimer de que soy fundador de una plataforma inmobiliaria de fondeo colectivo, expansive.mx
    Si bien es de suma importancia que exista un marco regulatorio que otorgue certidumbre a los usuarios de que la plataforma con la que están pretendiendo invertir tenga los mínimos estándares para operar, también es importante que el usuario investigue la plataforma con la que va a invertir y mida los riesgos. Existen asociaciones civiles como Afico.org que velan porque se cumplan una serie de principios éticos para que operen las plataformas en México. Por desgracia en el caso de Fondeadora fue una persona la que actuo de mala fe, dañando a Fondeadora en lo particular y al modelo de crowdfunding en lo general. Sin embargo, cabe resaltar que Fondeadora reembolso a todos los afectados en su momento y tendrá más cuidado al fondear una empresa como foodies.
    Cabe aclarar que existen varios tipos de crowdfunding y que cada uno de ellos obedece a distintos fines y también cada uno proporciona distintos niveles de riesgo. En el caso de Fondeadora es crowdfunding del tipo de equity donde puedes perder el total de tu inversión ya que estas invirtiendo en una startup que puede o no funcionar, estas 100% a riesgo y aunque la persona de foodies no se hubiera robado el dinero, aún así podrían haber invertido dinero y no haber visto nada de regreso ya que es una apuesta de alto riesgo con altos rendimientos en caso de que todo salga bien.
    En el caso del Crowdfunding inmobiliario los riesgos son más acotados ya que se invierte en un proyecto inmobiliario que tiene un terreno aportado y mediante el cual el desarrollador está pidiendo financiamiento. En Expansive hacemos un análisis en 4 diferentes vertientes: Que el proyecto sea viable desde el punto de vista técnico, legal, financiero y de mercado.
    Los invito a que visiten nuestro portal y en la sección de blogs hay varios artículos que explican el modelo de crowdfunding, donde muchas personas como nosotros y con una aportación relativamente pequeña podemos accesar a inversiones que antes solo los grandes capitales podían acceder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *