Descubre en qué etapa de las finanzas personales estás

Descubre en qué etapa de las finanzas personales estás

¿Qué necesitas para mejorar tus finanzas? No necesariamente vivir a pan y agua, pero sí identificar en qué etapa de las finanzas personales estás para de ahí empezar a trabajar y llegar a la prosperidad, que es: hacer lo que quieres sin que el dinero sea un obstáculo.

Lo primero que debes saber cuando decides poner tus cuentas en orden es que eso de sufrir tus finanzas ya pasó de moda. No te digo que todos ya podemos aventar dinero al aire pero sí que hay un plan para mejorar las finanzas personales de cada persona sin matarnos de hambre o volvernos locos.

Porque el objetivo de trabajar en tus finanzas personales es tener una mejor calidad de vida, con paz al saber que no le debes tu primogénito al banco y con opciones para ahorrar, cuidar de ti e invertir.

Las etapas de las finanzas personales son:

¿Ya identificaste en cuál estás?

Todos tenemos ese amigo que gasta como si no hubiera mañana y a fin de mes está pálido por todo lo que debe en su tarjeta de crédito. O a esa tía que siempre dice que no tiene dinero y la van a embargar.

Pero también está esa personita que hasta envidia te da porque siempre tiene un presupuesto para el café, salir de viaje y se acaba de comprar el coche de tus sueños. No es que esa persona tenga más suerte que tú o que sus papis le paguen las cuentas, más bien es una buena administradora y tiene disciplina para mantener unas finanzas sanas.

Si quieres mejorar tus finanzas personales échale un ojito al post  y, no importa que estemos en la recta final del 2017, siempre e buen momento para empezar a ocuperte por mejorar tus finanzas y cumplir tu sueños.  ¡Nos vemos próximo video!

7 comentarios en “Descubre en qué etapa de las finanzas personales estás

  1. Etapa 4, pero cada semestre estoy viendo si tendré trabajo así que siempre ahorro por si no encuentro trabajo y si es asi uso ese fondo para financiarme. Mi fondo lo tengo repartido un pequeña cantidad en el banco, otro en Bondia y otro en CETES

  2. Siempre un gusto tu web princesita Sofía

    Gracias a Dios, a mi papá que me inculco desde niño el hábito del ahorro. Cumplo con la etapa 5. Fondo de emergencia bien pachoncito; cero deudas; viendo como diversificar inversiones; gustos me los doy. Obvio, no me puedo ir a Europa como quisera (unos 6 meses) pero es por la familia.

    Gracias papá por esa formación que me diste.

    Y para los que no crean que se puede ahorrar, yo en 1994, en plena recesión; me gradue de la carrera y hacia practicas profesionales donde me pagaban 59 pesos por semana. Con tal de aprender ahi me aguante. Pues quitando combis y loches, me quedaban como 10 pesos libres por semana; en un período de 3 meses junte 200 para comprar un video cassete que quería.

    No importa cuanto tengas, sabiendo administrarte y ahorrando. Ya estas del otro lado

  3. Hola Sofia.
    Podrías hacer un post especial para mamas que han dejado de trabajar por años y quieran reintegrarse al mercado laboral o crear una forma de ingresos. Estoy interesada porque yo me case y me dedique a mi hijo, cuando mi esposo y yo analizamos el costo beneficio nos resulto conveniente esta situación. Ahora que mi hijo es más grande me interesa tener unas finanzas personales aparte de las de pareja; solo que ahora que trato de regresar al mercado laboral siento que es peor que cuando era soltera(aunque claro es solo una perspectiva muy exagerada) porque ya no soy recién egresada, ni veinteañera, y la verdad es que ni experta y a mi edad otras chicas que siguieron trabajando ya son gerentes y demás. Ayuda!!!

  4. Estoy en la etapa 2 CRISIS 🙁 y aun no encuentro la forma de salir y mejorar, ya tengo muchas deudas y mis ingresos ya se quedaron cortos para cubrir mis gastos fijos y pagar los mínimos de mis creditos y tarjetas 🙁

  5. Hola Sofía,

    Esta es una historia que empieza hace poco más de un año, con las tarjetas topadas a niveles etratosféricos, arrastrando dedudas de mi primer crédito de nómina, o bueno, mis primeros dos créditos de nómina, numeros rojos cada mes, gastos desmedidos y definitivamente un terror por ver mi estado de cuenta que se convirtió en fe ciega en la vida porque ni en el cajero lo checaba.

    Así empecé este viaje, cuando mi hermano me regaló “Pequeño cerdo capitalista”, el verde, y aunque la verdad pasé un par de meses con el libro en un cajón, llegó el momento de leerlo. Al principio leí la mitad y lo dejé, pero cuando empecé a hacer pequeños cambios regresé y me lo eché completito de principio a fin de nuevo y se convirtió en una guía paso a paso para llevarme a la estabilidad en la que estoy hoy.

    Si me pongo a recordar esa etapa y mi yo de hoy le dijera a ese yo irresponsable del pasado, que tendría un fondo de emergrencia, coche nuevo, control absoluto de en qué gasto, qué día, de qué categoría, que he lleado al punto donde cada peso que sale lo hace a conciencia y los que entran ya no vienen sólo de mi trabajo, sino de ingresos extra y que por fin estoy empezando a ver instrumentos de inversión para maximizar mis ahorros, no lo crería ni por un segundo.

    Sé que mucho es disciplina, pero la disciplina sin guía no sirve de mucho, así que parte de este comentario es para agradecerte por acercar el mundo de la salud financiera a ex-gastalones y simples mortales como yo, que mucho lo necesitamos y realmente puede cambiar el mundo para nosotros.

    Y si alguien más me está leyendo allá afuera, nunca es tarde para llevar unas finanzas saludables y es algo que cualquiera con buena guia puede hacer. No lo dejen para después.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *