Poderosas razones para hacer testamentos

En un viaje en el tsuru verde de  mis abuelitos, mi hermano que es un moconete irreverente (digo es, porque aunque ya mide bastante más del 1.20 de ese momento, en espíritu es un niño y orgulloso de serlo) le dijo a mi abuelito Luis:

“Abuelito ¿Cuándo te mueras a quién le vas a dejar este coche?”
Mi abuelito medio sorprendido, medio a punto de echarse una carcajada le respondió

“No sé mijito, ¿por qué?”

Y el mocoso todavía arremetió: “¡Ay a mí abuelito, a mí! es que me gusta mucho”

Mi abuelito con el maravillosísimo sentido del humor que siempre lo caracterizó, entre risas sólo le dijo a mi mamá: “¿Cómo ves?, éste ya me anda difunteando”
Los testamentos se pueden dejar “genéricos”, es decir nombras a tus herederos  y a ellos les tocan tooodos tus bienes en partes iguales. 
Incluso se pueden dejar a tus futuros hipotéticos herederos, ejemplo los hijos o nietos que aún no tienes pero chance pudieras tener en el futuro. La otra forma es el “legado” en el que dejas bienes específicos a cada heredero. Si a tu hijo Pedro le quieres dejar dos coches y a Juan un departamento así lo estipulas. Ese es el que mi abuelito tendría que haber escogido para dejarle el bien ponderado tsuru a mi entonces seis-añero hermano.

Así más o menos era mi hermano a los seis años… estábamos lindos, ¡nos cambiaron en la Merced!
De Random


Al final para tristeza de mi hermano mi abuelito no le dejó el tsuru, pero para felicidad nuestra fue porque hubiera sido un coche de 15 años o más de antigüedad, ya que afortunadamente mi maravillosísimo abuelito Luis todavía nos duró bastantes años después de semejante petición, pero ¡imagínense si a otro chamaco en la familia hubiera tenido el mismo amor por el destartalado pero poderosísimo tsuru del avispón verde! … debo decir que mi mamá tiene 10 hermanos, así que si lo hubieran dividido por partes iguales, a mi hermano chance le hubiera tocado sólo el volante o algo así.

Mi abuelito, considerado como era, aunque no murió tan grande –para estándares de mi familia en la que la “Tía Pachita” le sopló a las  100 velitas de su último pastel – a los 83 años había dejado su testamento listo  y  casi todo preparado. ¡Imagínense el broncononón con 11 hijos! aunque en circunstancias normales se llevan bien, no son raras las familias que pasan de “hermanito querido” a pelear a muerte por las herencias.

Puede que no todos tengamos el tiempo para dejar las cosas como él y sin quererlo podamos dejar muchas rupturas en nuestra familia por tenerle miedo a un papelito. Hace poco en un podcast con el colegio de notarios, me decía el notario Alfredo Ruiz del Río que siempre asociamos el testamento con muerte, cuando en realidad es un acto de amor y de protección a nuestra familia.


Estoy casi segura que mi abuelito Luis lo hizo por el segundo motivo. Ustedes también imítenlo aprovechando que es la última semana del mes del testamento y que hay descuentos hagan que a su muerte los asocien con los buenos recuerdos que dejaron y no con un broncononón.
Bonita semana . Oink$$$!!          
No te vayas a la quiebra. Sígueme

Add to Technorati Favorites

4 comentarios en “Poderosas razones para hacer testamentos

  1. Mi esposo y yo hicimos nuestro testamento en esta semana 🙂 nos casamos apenas en noviembre del año pasado y mejor dejamos las cosas claras (también ya le dijimos a nuestros familiares cómo quedó para que sepan desde ahorita). Como bien lo dices, hicimos un testamento genérico, uno es heredero universal de otro y si algo nos pasa a ambos a los hijos (que todavía no nacen). La verdad no sale nada caro hacer un testamento, en Guadalajara nos costó $1330 a cada uno. Ando convenciendo a mis hermanas y cuñados pero se apanican un poco, dicen que no tienen dinero pero eso sí, para hacer pachangas no escatiman! Pero bueno, si no tienen lana ahorita pueden desde hoy, ahorrar $5 pesos diarios y listo!!!! testamento para el próximo septiembre 😀 y hasta sobra para la gasolina, el camión y la torta a la salida!
    Estoy devorando tu libro!!! muy bueno, creo que va a ser un regalito navideño para unos de mis amigos hipies-yuppies-bohemios.

Los comentarios están cerrados.