Cómo convertir a tu hijo en un pequeño inversionista de Wall Street

Jajaja ahora sí me jalé los cabellos con el título!!! pero bueno, se vale porque es día del niño!!! (quiero una caja de bubulubus)


Este post es en realidad una petición de Nancy Acosta, que aplausos!!! : le quiere empezar a enseñar de finanzas personales a sus hijos de 2 y 7 años.

Si hubiera más mamás así México, en lugar de tener un hombre entre los 10 más ricos del mundo, igual y tendríamos copada la lista entera de billonarios de Forbes.


Muchos papás no lo hacen porque creen que “hablar de dinero=preocupar a los hijos”, pero se puede hacer con naturalidad y sin alarmismo si simplemente lo integramos a nuestra vida diaria.


Yo de verdad ahí si tengo un super ejemplazo. Mi papá es un ingeniero convertido a financiero muy muy brillante (y que tiene una hija con un Complejo de Edipo enoorme)que desde que yo era chiquita (de edad, porque de tamaño sigo siendo) siempre me platicó de sus inversiones, estuvo dispuesto a explicarme sobre la bolsa de valores y nos casi nos daba dos vueltas de pescuezo a mi hermano y a mi cada vez que dejábamos la luz prendida sin que no hubiera nadie en el cuarto, porque era dinero tirado a la basura. Me acuerdo que alguna vez amenazó con descontarnos la cuenta de nuestro domingo jajaja… a la fecha no tiro dinero en eso.


El caso es que el tema siempre estuvo presente en mi casa y puede que esa sea la razón por la que ahora me guste.


No todas las familias son así y por eso dependiendo de la edad del niño se pueden hacer muchas cosas para que le vayan agarrando gusto o al menos interés al tema de tener una vida financiera sana y libre de cobradores de deudas acosadores, limitaciones de nuestras metas o simplemente de angustia por no saber a dónde carambas se nos va el dinero.


Algunas sugerencias:


– Llevarlos al banco: Involucrarlos en las actividades cotidianas que implican uso de dinero como ir al cajero, hacer una transferencia por internet o que ellos paguen y cuenten el cambio en la cuenta es una buena oportunidad para acercarles el tema. El cajero es un super ejemplo, porque a veces creen que es una máquina-maravilla que aparece billetes y hay que explicarles que ese dinero viene en realidad del trabajo de Mamá y Papá.


– Juegos de profesiones: A los niños les encantan los juegos creativos o de roles y si son de profesiones máaaas. Si juegan a los bomberos, policías y ladrones, al doctor o al tiendita ¿por qué no agregar el banco, el empresario o incluso el broker de la bolsa? Con comprar billetitos de juguete o simplemente hacer unos panchólares de papel + la imaginación de los niños bastará y sobrará.




-Darles responsabilidades para ayudar con las finanzas de las casa: no te preocupes, no se trata de explotación infantil, sino simplemente explicarles que ellos pueden ayudar a ahorrar y así alcanzar metas familiares conjuntas.
Un ejemplo puede ser entre todos plantearse comprar una tele o ir a algún lugar de paseo, revisar las cuentas de los servicios y proponerse una meta de ahorro para conseguir el dinero que necesitan. Más que el enfoque de sacrificio -que es por lo que de grandes el ahorro nos da alergia- hay que platicarlo como colaboración, proyecto conjunto y que ellos son importantes para un equipo que se llama familia.




-Juegos de mesa: Desde el clásico monopoly hasta “Cash-Flow”, el juego de Padre Rico, Padre Pobre hay una gran cantidad de juegos de mesa que tratan el tema del dinero. Dos versiones mexicanas que me encantan: Decisiones de Peso,  un juego de mesa de Saber el programa de educación financiera de Banamex donde puedes ahorrar, endeudarte, hacer inversión, financiar una emergencia etc etc
decisiones_de_peso_juego_de_mesa

y los de Liverti que varios ¿Para quién trabajas?, Mi domingo, Tiempo y dinero, Lotería… Y algunos son bastante adecuados para niños chiquitos.
juegos de mesa Mi Domingo

 – El famoso domingo: Es muy importante que a edades tempranas tengan algo de dinero que administrar. Así sean 10 pesos, pero que sepan que son suyos y que deben darles un buen uso, que si gastan de más en algo no pueden comprar otra cosa y que si son disciplinados ahorrando así sea un poco, pueden conseguir cosas mayores. Karla Bayly tiene mucha experiencia en el tema con sus hijos, les recomiendo mucho leerla.


– Una visita al MIDE: El museo Interactivo de Economía es una chulada que yo no entiendo cómo no es más conocido. Es igual de divertido, moderno y tecnológico que el papalote, nomás que el tema central son los daneros arbanos. Yo llevé a mi papá y cuando nos metimos en el simulador de mercados ¡Nombre! me di cuenta de que le erró a la profesión: le hubieramos puesto una tienda en un mercado. El simulador es un cuarto con pantallas donde la gente elige ser comprador o vendedor, les dan un chaleco azul o naranja, dependiendo de que sean y una palm que les va mostrando precios.
mide traders

Los vendedores tienen que conseguir que alguien les compre lo que venden por encima del número que les salga y los compradores adquirirlo por abajo del que ellos tengan. Cada transacción cambia el precio y gana quien obtiene un mayor margen en tres rondas. Mi papá ganó el doble que el competidor más cercano de su equipo en cada ronda y nos divertimos como enanos. Aparte también hay un área donde puedes hacer un billete con tu cara y maquinitas con juegos sobre el costo de oportunidad, la inflación, el tipo de cambio… y está enfrentito del Café Tacuba, entonces se pueden ir a comer o desayunar bien rico después. Por cierto tienen cursos de verano, por si quieren inscribir a sus enanos.


– Apoyarlos en sus mini-pymes: Así sea un puesto de limonada, vender dulces o incluso organizar una kermés, emprender así sea una vez en la vida es una preparación que todos deberíamos tener. Aparte de ayudarles en el autoestima, también es una forma más práctica de que entiendan el valor del dinero.


Las finanzas personales son parte de la vida y además puede ser divertido aprenderlas. Si logramos transmitirle esto a nuestros peques les estaremos dando algo que vale más que un millón: la posibilidad de ganar muchos y administrarlos. oink$$$$$$$$$$$!!!

No te vayas a la quiebra. Sígueme

Add to Technorati Favorites

6 comentarios en “Cómo convertir a tu hijo en un pequeño inversionista de Wall Street

  1. Me encantó tu post y además es muy cierto… yo vendía ropa usada en los mercados y ponía mi puesto de limonadas afuera de mi casa… pero sobre todo mi papá siempre me decía lo feo que era endeudarse y ahora soy super organizada con el dinerosssss…. feliz día del niño!!! y ese juego de mesa de banamex me lo voy a comprar porque no entiendo nada de inversiones haber si así!!

  2. Buen tema… me acuerdo que alguna vez le reclamé a mi papá, que porque no me daba una de esas tarjetas que regalaban dinero en las máquinas, jaja, pero ya después me explicó como funcionaba eso…

    Cuando tenga hijo si me gustaría bastante enseñarles de finanzas, mostrarles que es el dinero desde pequeño y como funciona… Luego me imagino hasta hacerles una presentación con el estado financiero de la familia, así como si fuera empresa, para que se den cuenta de en que se está usando el dinero, y que sepan como puede trabajar la fammilia en conjunto para alcanzar metas que tengan que ver con dinero… pero bueno, aún falta un rato para que eso suceda, jaja…

  3. Excelente Post, todavía mas información para enseñarles a mis hijos un poco de cultura financiera básica y no sean como uno… Como cambian los tiempos, definitivamente. Felicidades por todo lo que haces.

    Saludoink$$$

  4. Aunque es un post ya viejito, el comentario de Pablo lo revivió y los de todos ustedes me encantaron. Qué padre la idea de presentar el estado financiero familiar de Antorcha (bueno aunque para eso los papás deben también ser ordenados porque no se vale angustiar a los peques por nuestra burrez financiera).
    Buen fin!!

Los comentarios están cerrados.